12 · junio · 2022

Tumores que se pueden tratar

Tumores Cerebrales, una enfermedad que a pesar de su complejidad tiene tratamiento y procedimientos que pueden mejorar la calidad de vida del paciente que lo padece.

Y precisamente poder darle manejo, como lo explica nuestro especialista en neurocirugía y neurocirugía de la base de cráneo y tumores cerebrales, Francisco Antonio Guzmán Perlaza, radica en la detección temprana o manifestación de los síntomas y posterior tratamiento, “que en el 95% consiste en una cirugía que permita la resección completa de la masa”, precisa el doctor Guzmán.

Existen cuatro tipos de tumores cerebrales primarios, estos se originan propiamente en el cerebro, cada uno con características diferentes, pero con la misma complejidad para quien lo padece.

  1. El más frecuente es el llamado gliomas. Nace de las células gliales, las cuales rodean las neuronas. La prevalencia es de 5 a 10 personas por cada 100 mil habitantes. Se divide en cuatro grados de malignidad, siendo el grado 1 de tipo benigno (probabilidad de que no vuelva a salir después de una resección completa) y el grado 4 es el más maligno que existe.
  2. El segundo tumor en la lista es el meningioma, que se forma por las membranas que recubren el cerebro. Se puede decir que de cada 100 mil habitantes 7 u 8 personas pueden padecerlo. “Es un poco más frecuente en mujeres porque es hormonodependiente y como característica principal se evidencia que en más del 90% de los casos son benignos desde el punto de vista biológico”, explica el especialista en neurocirugía.
  3. El tercer tumor más frecuente es el de la hipófisis, tres o cuatro personas por cada 100.000 habitantes pueden padecer un tumor de este tipo y se forman en la base del cráneo.
  4. El último tumor más frecuente es el schwannoma que afecta a dos por cada 100.000 habitantes.

¿Qué los originan?

No hay evidencia que diga que algo los puede generar, pero algunos pueden ser inducidos por la radiación o por enfermedades genéticas raras. “Debemos aclarar que los tumores no se producen por golpes sufridos en el pasado, científicamente no están relacionados con su aparición. También se debe decir que no se pueden prevenir, pero su identificación a tiempo puede ayudar a su tratamiento”, puntualiza el doctor Guzmán. 

Señales de alerta

  • Cambios significativos en el comportamiento de un paciente.
  • Aparición de dolor de cabeza de un momento a otro y sin aparente causa.
  • Aparición de crisis epiléptica, cuando en el pasado no se había sufrido alguna.
  • Disminución de la visión.
  • Pérdida de la fuerza de alguna extremidad.

En nuestra Clínica Imbanaco Grupo Quirónsalud contamos con un equipo multidisciplinario de Especialistas de Talla Mundial que integran el Programa de Neurocirugía de la Base de Cráneo y Tumores Cerebrales, área en la que se utilizan las técnicas quirúrgicas más avanzadas para el manejo.

Te puede interesar