14 · agosto · 2020

Síndrome de ovarios poliquísticos, la realidad del 10% de mujeres en edad reproductiva

El Síndrome de Ovario Poliquístico es un trastorno hormonal de causa desconocida que afecta entre el 5% y el 10% de las mujeres en etapa reproductiva. “Este trastorno que tiene diferentes signos, síntomas e implicaciones en la salud de las pacientes que lo padecen, debe ser tratado a tiempo para evitar a futuro complicaciones”, afirma el doctor Rafael Camacho ginecólogo especialista en medicina reproductiva de la Clínica Imbanaco.

Las pacientes que son diagnosticadas con ovarios poliquísticos pueden llegar a presentar dos o tres de los siguientes síntomas:

  1. Anovulación, es decir, que pasan largos periodos sin ovular.
  2. Hiperandrogenismo, se refiere a un aumento de los andrógenos en sangre o signos como acné, aumento del vello, virilización lo cual se refiere a la adquisición, por parte de una mujer, de caracteres sexuales masculinos.
  3. Presencia de múltiples folículos antrales, que son una pequeña esfera llena de líquido que contiene un óvulo inmaduro. Los folículos son visibles y pueden contarse mediante una ecografía los días: segundo, tercero y quinto del ciclo menstrual. Su número varía cada mes.

No es posible prevenir su aparición ya que tiene un alto componente genético; la orientación médica debe estar enfocada en tratar las diferentes manifestaciones de esta patología.

El tratamiento de esta enfermedad dependerá de la presentación clínica del trastorno y del deseo que tenga la paciente de ser mamá, ya que uno de los problemas más frecuentes es la imposibilidad para embarazarse. Asegura el especialista que las mujeres que viven con esta condición médica y desean un embarazo requieren de medicamentos que induzcan la ovulación. Si la paciente presenta signos de androgenización como acné, podría requerir anticonceptivos orales con efecto antiandogénico.  

“La cirugía ovárica, en el síndrome de ovario poliquístico tiene una utilidad limitada y sólo se utiliza cuando los tratamientos médicos no han solucionado o controlado los problemas que causa la patología en sí. A su vez, un grupo de las pacientes que sufren este síndrome presentan resistencia a la insulina, lo cual requerirá un manejo orientado a este problema”, asegura el especialista.

LE PUEDE INTERESAR

Enlace a especialistas en medicina reproductiva

Unidad de Cuidado Integral de la Mujer

Dr. Responde MIOMAS

Dr. Responde Dolores menstruales