13 · junio · 2020

Por una fertilidad sana.

LA EDAD, LA DIETA Y EL ESTRÉS, AMENAZAN FERTILIDAD DE LA MUJER
 EL CIGARRILLO Y EL LICOR, AUMENTAN LAS POSIBILIDADES DE ABORTOS,
GESTACIONES EXTRAUTERINAS, PLACENTA PREVIA, PREMATURIDAD,
MUERTE SÚBITA DEL LACTANTE, ASÍ COMO UNA MAYOR DEMANDA
ASISTENCIA DURANTE LA LACTANCIA. EN LOS TRATAMIENTOS DE
REPRODUCCIÓN LAS TASAS DE ÉXITO DISMINUYEN.
 UNA DIETA SALUDABLE Y LA ACTIVIDAD FÍSICA REGULAR, OFRECEN UNA
ÓPTIMA SALUD REPRODUCTIVA, SI SE TIENE EN CUENTA QUE LA OBESIDAD Y
SOBREPESO DISMINUYE LA PRODUCCIÓN DE HORMONA GNRH Y AFECTA DE
MANERA DIRECTA LA OVULACIÓN.


Un estudio de la Asociación Americana de Fertilidad, AFA, en más de 40 países,
encontró que 7 de cada 10 mujeres (entre los 25 y 40 años) dudan de “su capacidad
reproductiva” y temen llegar al momento de poner a prueba su fertilidad.
En Colombia cerca del 15% de las parejas en edad fértil tienen problemas a la hora de
concebir un hijo de manera natural.
Es importante que tanto mujeres, como hombres jóvenes recuerden que lo que se
prolongó fue la expectativa de vida, pero la reproductiva sigue inamovible desde el
inicio de la humanidad. Por lo tanto, no podemos postergar la alternativa de ser padre,
asegura el doctor Rafael Camacho, médico ginecólogo especialista en medicina
reproductiva del Centro Médico Imbanaco.


El especialista en infertilidad agrega que desafortunadamente la mujer no solo ha
relegado a un segundo plano su maternidad, dando prioridad a otras cuestiones en su
vida, como su formación académica y su estabilidad económica, sino que, por este
mismo afán, ha ido descuidando otro factor igual de importante: su salud
reproductiva.


Las mujeres que fuman tienen más posibilidades de sufrir abortos, gestaciones
extrauterinas y entre más alto sea el consumo, son mayores complicaciones como
placenta previa, prematuridad, muerte súbita del lactante, así como una mayor
demanda asistencial durante la lactancia.


Si bien el efecto del consumo de alcohol en las mujeres no ha sido claramente
establecido, es recomendable reducir su ingesta, ya que algunos expertos aseguran
que 2 o más bebidas alcohólicas al día pueden afectar negativamente a la fertilidad. El
consumo de alcohol debe cesar por completo durante el embarazo, aclara el
especialista.


Los altos niveles de estrés hacen parte de la mujer contemporánea, especialmente en
las grandes ciudades. En mujeres que padecen un alto nivel de ansiedad las tasas de
embarazo bajan y aumentan las posibilidades de sufrir un aborto.

El estrés puede cambiar los niveles hormonales y causar ovulación irregular o anovulación y espasmos
en las trompas de Falopio, y así alterar la fertilidad femenina.
Según el especialista, las mujeres que quieran conseguir un embarazo deben evitar en
la medida de lo posible la obesidad y, por tanto, no consumir alimentos elaborados
con harinas refinadas, ya que aumentan los niveles de insulina que interfieren
negativamente en la ovulación.


Se recomienda sustituirlos por harinas integrales o consumir alimentos con alto
contenido en antioxidantes y ácidos grasos omega-3 (mejoran la calidad de los óvulos)
presentes en el pescado azul o la mayoría de los vegetales.


El Centro Médico Imbanaco recomiendo que toda pareja que desee un embarazo
debería debería consultar al ginecólogo, como preparación a uno de los eventos más
importantes de la vida, ya que 2 de cada 10 parejas que buscan un embarazo tienen
problemas de fertilidad, teniendo presente que se considera a una pareja con
problema de infertilidad cuando no ha logrado el embarazo después de un año de
relaciones sexuales activas.

Conoce nuestro grupo de Medicina reproductiva.