03 · julio · 2020

¿Por qué es importante el uso del protector solar?

Aplicar protector solar es un hábito del que no se puede prescindir, ya que previene el envejecimiento prematuro y las manchas en la piel. El protector solar es la crema o tópico más importante de la piel, debido a que ayuda a prevenir el daño ocasionado por el sol y la luz, afirma la doctora María Isabel Moreno, dermatóloga del Centro Médico Imbanaco. 

Su uso se recomienda a partir de los 6 meses de edad con una frecuencia de 3 veces al día, aunque en personas que tengan exposición solar fuerte o constante por ejemplo en lugares como las playas, piscinas, deporte al aire libre o personas que permanezcan frente a pantallas de dispositivos digitales, se recomienda usar cada 3 o 4 horas al día. 

Se recomienda protectores con SPF (factor de protección solar) por encima de 30 con protección rayos UVA los cuales se encuentran en la luz visible, infrarrojos, luz azul y las pantallas digitales de computadores, celulares y tablets. Para elegir un buen protector solar debe tener en cuenta los siguientes aspectos: tipo de piel, zona a tratar, edad y necesidad; con esas características encuentra el protector solar adecuado para su piel. 

Si el tipo de piel es seca se debe usar un protector solar con una presentación en crema o emulsión que ayude a hidratar. Si, por el contrario, el tipo de piel es grasa, debe usarse un protector solar en gel o fluidos que disminuyan la aparición de acné. En el caso de los niños se debe usar un protector solar indicado para su edad, ya que sus componentes son hipoalergénicos y basados en pantallas orgánicas que disminuye la absorción, en caso de los adolescentes se sugiere un protector solar de adulto en gel, aclara la especialista. 

Al usar correctamente el protector solar se previene el envejecimiento cutáneo, es decir, aparición de manchas, pecas, efélides y líneas de expresión, además de evitar el cáncer de piel que está demostrado es inducido por la luz, ya sea solar o artificial. 

Recomendaciones importantes: 

  1. Si se va a exponer al sol, aplíquese el protector solar 30 minutos antes, repita la aplicación cada 2 o 4 horas. 
  2. Al hacer ejercicio al aire libre, recuerde el uso del protector solar. 
  3. Recuerde aplicar protector solar en zomas como las orejas, labios, entorno de ojos, cuello, manos. 
  4. Es importante aclarar que los bronceadores no protegen, por el contrario, sensibilizan más la piel a la acción de los rayos UV, por lo que se recomienda acompañar su uso con protector solar.  
  5. Si evidencia enrojecimiento, ardor o dolor en la piel después de la exposición al sol sin protección, no se auto medique, consulte al médico.

Blogs relacionados