20 · junio · 2018

Virus del papiloma y cáncer de cuello uterino: Amenaza para hombres y mujeres

Cada dos horas muere una mujer en Colombia por cáncer de cuello uterino. Más del 80%​ de los casos es causado por el virus del papiloma humano (VPH), cuyo contagio se da, especialmente, por contacto sexual.

Cada dos horas muere una mujer en Colombia por cáncer de cuello uterino. Más del 80% de los casos es causado por el virus del papiloma humano (VPH), cuyo contagio se da, especialmente, por contacto sexual.

Se estima que el 50% de las personas, con experiencias sexuales, tendrá el virus en algún momento de su vida. Y alrededor de un 22% de las mujeres; entre 15 y 65 años de edad, está infectada con cepas del virus, responsable de causar el cáncer de cuello de útero, el más frecuente.

“Cualquier persona que tenga contacto genital con otra persona puede tener el virus. Tanto el hombre, como la mujer, pueden contagiarse y transmitirlo sin darse cuenta”, dice el doctor Julio César Reina, pediatra del Centro Médico Imbanaco.

“Una persona – señala el especialista -  puede tener el virus por muchos años sin saberlo, pues este puede no presentar síntomas.” Según, la Organización Mundial de la Salud, OMS, en América Latina se diagnostican 95 mil casos cada año. 40 mil mujeres mueren en este mismo lapso.

Uno de los estudios epidemiológicos más importantes en Europa, en cual participó la médica caleña Nubia Muñoz, estableció que al menos el 97% de los casos de cáncer uterino se debe a HPV, y desde entonces se logró establecer una relación causa-efecto de prácticamente el 100%. (La médica caleña fue promovida por la comunidad científica de Europa para el Nobel de Medicina en 2008).

El estudio no solo llevó a la comunidad científica a advertir y aceptar que el HPV no sólo es una pandemia que ha avanzado de manera silenciosa, hasta tomar cuerpo en forma de “desastre global”. 

La prevención, con la vacuna, y el diagnóstico precoz siguen siendo las únicas armas.

Un sencillo examen conocido papanicolau ha sido hasta ahora lo más efectivo en la lucha contra la enfermedad, pues detecta células morfológicamente anómalas, según la habilidad y el ojo del patólogo. En su medio siglo de existencia, ha permitido salvar millones de vidas.

“Hoy hay técnicas de biología molecular que te dicen si hay o no HPV, y de qué tipo, en cualquier muestra de células cervicales. Esto permite identificar y tratar a tiempo lesiones previas al cáncer”, afirma el doctor Reina​.

Estas pruebas – explica el médico - evitan el sobrediagnóstico y los tratamientos drásticos injustificados, que además de costosos, producen efectos colaterales y daños físicos y emocionales para las mujeres.”

No se trata de un virus nuevo (los primeros casos fueron descritos en 1930) y su desconocimiento, se debe a que sólo en los últimos años cobró importancia, pues diversos estudios lo asociaron con cáncer de cuello uterino.

Así mismo, como lo explica el especialista del Centro Médico Imbanaco, la mayoría de las personas no presenta síntomas e, incluso, en algunos casos, ni siquiera sabe que en algún momento lo tuvieron, ya que puede desaparecer (sin causar daño) por acción del sistema inmunológico. 

Aunque todas las personas pueden adquirir el VPH, quienes están más propensos son aquellos con relaciones sexuales a edad más temprana, que tengan varias parejas o uno de los miembros de la pareja haya tenido varias parejas.

Existen muchos tipos de VPH y no todos pueden resultar malignos. Los más letales, pueden provocar problemas como verrugas en los genitales y cáncer de cérvix. Algunos estudios indican que los tipos 16 y 18 son los responsables del 70% de los casos de cáncer cervical. Los tipos 6 y 11 son los causantes del 90% de las verrugas genitales.

La infección por papiloma virus se considera de transmisión sexual o venérea y su manifestación es mayoritariamente en mujeres. Llega al hombre, por contacto sexual con una pareja infectada y produce los condilomas o verrugas que semejan a pequeños racimos de uvas localizados en el surco balonoprepucial (abajo del glande o “cabeza” del pene).

Según el doctor, Reina, quien desde Cali, Colombia, hizo parte del grupo de científicos que investigó la primera vacuna, todas las mujeres deben realizarse un papanicolaou, el examen para detectar cambios celulares en la mucosa del cuello uterino causados por el VPH. “El examen permite el diagnóstico precoz de cualquier lesión  precancerosa”, enfatiza el especialista.

 “La prevención - señala el doctor Reina - debe ser primordial y cuanto más lejos se esté de los factores de riesgo, menores serán las probabilidades de contraer el virus”. (Ver recuadro: “Factores de riesgo”)

En efecto, según los especialistas, la clave está en disminuir el número de parejas, escoger aquella que no haya tenido muchas parejas sexuales, pues entre menos haya tenido (su compañera o compañero) existen menos posibilidades de contagiarse con el VPH. El condón sirve de protección contra el virus, aunque diversos estudios señalan que puede atacar las áreas que el condón no cubre.

FACTORES DE RIESGO

Los factores de riesgo de cáncer cervical están relacionados con características tanto del virus como del huésped:

  • Múltiples compañeros sexuales.
  • Una pareja masculina con muchos compañeros sexuales presentes o pasados.
  • Edad temprana en la primera relación sexual.
  • Elevado número de partos.
  • Infección persistente con un VPH de alto riesgo (como VPH 16 o 18).
  • Uso de contraceptivos orales.