05 · junio · 2019

Pie Equinovaro, Primeros pasos seguros con tratamiento efectivo y responsable

El 03 de junio se celebró el Día Mundial del pie equinovaro reconocido como la deformidad congénita más frecuente del pie y del sistema músculo – esquelético que se caracteriza por equino del tobillo, varo del talón y aducto y supinación del antepié.

“Esta patología afecta con mayor frecuencia al sexo masculino, por cada mujer, dos hombres la desarrollan, y en la mitad de los casos es bilateral, es decir, se produce en el periodo fetal y en otros casos, menos frecuentes, se presenta en el periodo embrionario”, afirmó la Dra. Claudia Marcela Roncancio, especialista en ortopedia, traumatología y ortopedia pediátrica del Centro Médico Imbanaco.

 

Naturaleza de la enfermedad

El origen de esta deformidad no se conoce; se le asocia un 74% a razones desconocidas donde no se presenta en la historia familiar y un 25% sí existe en la historia familiar con posibilidad de encontrarse en lo genes y aunque se desconoce la incidencia en Colombia; en el mundo se presenta un caso por cada mil nacidos vivos, donde se calcula que nacen cada año alrededor de 150.000 niños con esta condición física.

La Dra. Melissa Rosero, especialista en ortopedia, traumatología y ortopedia pediátrica del Centro Médico Imbanaco enfatiza en que el diagnóstico es clínico y se puede hacer mediante una ecografía obstétrica desde la semana 16 del embarazo; en la mayoría de los casos la etiología es desconocida y puede manifestarse con grados variables de rigidez determinando así el pronóstico y la respuesta al tratamiento.

 

Día Mundial del Pie EquinoVaro

Ponseti International Association (PIA) ha designado el día 3 de junio como el Día Mundial del Pie EquinoVaro. La fecha ha sido elegida conmemorando el nacimiento del Dr. Ignacio Ponseti, (1914-2009) diseñador del Método Ponseti para tratar la deformidad congénita. La finalidad del Día Mundial del Pie Equinovaro es crear conciencia sobre la discapacidad que produce esta enfermedad y cómo se puede prevenir utilizando el Método Ponseti.

El Dr. José Morcuende, CEO y Director Médico de Ponseti International Association (PIA) señala que este día es un paso importante para generar conciencia global de que el Pie EquinoVaro es una malformación tratable. "Al designar el 3 de junio como el Día Mundial del Pie Equinovaro, no solo resaltamos la labor del Dr. Ponseti, sino que ayudamos a difundir su idea de que todo niño que nace con Pie equinovaro tiene derecho a un tratamiento efectivo, no quirúrgico y de bajo costo" afirma el Dr. Morcuende especialista en Ortopedia Pediátrica.

La Dra.  Claudia Marcela Roncancio, especialista en ortopedia, traumatología y ortopedia pediátrica del Centro Médico Imbanaco asegura que el Método Ponseti utilizado actualmente es efectivo en el 100% de los casos cuando es aplicado de forma correcta por un especialista entrenado; considerado además como el método estándar dorado, permitiendo una vida normal y productiva con mínimas secuelas en los pacientes que la padecen.

 

Tratamiento efectivo y responsable

El tratamiento en el recién nacido y en niños menores de un año, es el método descrito por Ponseti, en el que se aprovechan las propiedades elásticas del colágeno de los infantes para corregir las deformidades. Este, es  un tratamiento no quirúrgico que consiste en manipulación manual del pie seguido por la aplicación de yesos moldeados que se cambian cada semana y posteriormente una ortesis; de acuerdo a la definición brindada por la Organización Internacional de Normalización es  conocido como un apoyo o dispositivo externo aplicado al cuerpo para modificar los aspectos funcionales o estructurales del sistema neuromusculoesquelético.

La Dra. Melissa Rosero, especialista en ortopedia, traumatología y ortopedia pediátrica del Centro Médico Imbanaco asegura que para corregir las deformidades se aplica el Método Ponseti de la siguiente manera: consiste en la manipulación y enyesado seriado de la extremidad a tratar iniciando el primer mes de vida preferiblemente con cambios cada semana en un promedio de cuatro a ocho yesos largos hasta lograr la corrección de tres de las cuatro deformidades que conforman esta patología; la última etapa de la primera fase de corrección consiste en una cirugía mínimamente invasiva con una tenotomía del tendón de Aquiles para corrección del equino, posterior a esto se coloca el último yeso que dura tres semanas y empieza la segunda etapa de mantenimiento por cuatro años con una férula abductora para el pie. El pie corregido tiene el mismo movimiento, función y apariencia que un pie normal y sin dolor.

Otros tratamientos aplicados para esta deformidad consisten en una liberación posteromedial de los tejidos blandos que producen la deformidad. Hay varias técnicas quirúrgicas para realizar este procedimiento y se pueden realizar al cumplir los 6 meses de vida con un manejo mínimamente invasivo se podría presentar una reincidencia importante en el paciente, sin embargo las secuelas probables de este manejo están relacionadas a la aparición de fibrosis mayor en los pies corregidos, teniendo como resultado pies más rígidos y en algunos casos dolorosos, por lo que no se consideran como tratamientos de elección, reservándose para tratar casos con pies más rígidos o sindromáticos que no responden completamente al Método Ponseti.

La Dra. Melissa Rosero, especialista en ortopedia, traumatología y ortopedia pediátrica del Centro Médico Imbanaco cuenta que también está descrito el manejo con tutor externo circular (ilizarov) usado en los pacientes mayores con pies ya estructurados o de manejo tardío.

Al no recibir tratamientos adecuados, se pueden presentar limitaciones en la movilidad y dolor crónico ya que los huesos continúan creciendo en una posición incorrecta moldeando los mismos de forma anormal; y al no corregirse de forma temprana, los niños empiezan a caminar con el pie que no ha recibido tratamiento desarrollando un callo en la parte lateral del pie, apoyando incluso sobre el tobillo generando dolor; pues el peso de la pisada, en lugar de recaer en la planta del pie, se concentra en el borde lateral del mismo, aseguró la Dra. Melissa Rosero Arévalo, especialista en ortopedia , traumatología y ortopedia pediátrica del Centro Médico Imbanaco.

 

Salud Pública  - Cifras en el Centro Médico Imbanaco

Su historia natural produce invalidez convirtiéndolo en un evento de salud pública considerable. De acuerdo a la evidencia científica existe correlación entre la edad de inicio del tratamiento y mejores resultados funcionales, de aquí radica la importancia del inicio oportuno del tratamiento, para esto es necesaria la detección oportuna  basada en el conocimiento del personal de salud, así como el de la comunidad siendo consciente de que este defecto existe y que se debe poner en manos expertas para el inicio de un adecuado tratamiento, al ser la deformidad congénita más frecuente del pie, el no manejo representa un aumento de costos importante. Pese a esta importante correlación, con el actual sistema de salud, el tiempo entre la asignación de consulta médica general y atención especializada es de tres a cuatro meses, lo cual afecta la posibilidad de tratamiento oportuno con mejores resultados funcionales y un bajo índice de reintervenciones, traduciéndose en menores costos para el asegurador y el sistema de salud en general, confirmó la Dra. Claudia Marcela Roncancio especialista en ortopedia, traumatología y ortopedia pediátrica del Centro Médico Imbanaco.

De acuerdo a las Estadísticas del Centro Médico Imbanaco, hasta la fecha se han recibido 108 casos en los últimos 5 años para un promedio de 21,6 casos anuales, en todas las fases de manejo desde el diagnóstico inicial de pacientes nacidos en la Institución y su tratamiento con el Método Ponseti hasta pacientes ya manejados en otros Centros de Salud  que han requerido de intervención para manejo de complicaciones relacionadas con la patología.