29 · julio · 2021

Joint Commission International otorga certificación Centros de Excelencia al ‘Programa Adulto Mayor con Fractura de Cadera’ de la Clínica Imbanaco Grupo Quirónsalud.

La Joint Commission International (JCI), el ente con mayor experiencia y prestigio en acreditación médica en el mundo, otorgó al Programa del Adulto Mayor con Fractura de Cadera de la Clínica Imbanaco Grupo Quirónsalud, la certificación Centros de Excelencia, siendo uno de los pocos con este sello de calidad en Latinoamérica, distinción que reafirma que, nuestra institución, brinda la mejor y más completa atención para este grupo etario.

El objetivo de alcanzar este reconocimiento se lo trazaron nuestros directivos hace 3 años y hoy, tras grandes esfuerzos y un arduo trabajo en equipo, se obtuvieron los resultados esperados. Contar con esta certificación le garantiza al paciente, su familia y a la población en general, que somos un centro hospitalario muy especializado en el tratamiento del adulto mayor con fractura de cadera, lo que nos permite obtener los mejores desenlaces clínicos.

Uno de nuestros valores corporativos es la excelencia, por ello nuestro objetivo es trabajar por alcanzarla, brindando a nuestros pacientes la confianza que trabajamos bajo los más altos estándares de calidad y seguridad para lograr los mejores resultados. Tener un centro de cuidado clínico certificado a nivel internacional ratifica nuestro compromiso con esta propuesta de valor y nos posiciona como referente regional, nacional e internacional para el manejo integral de estos pacientes.

En el caso del Programa del Adulto Mayor con Fractura de Cadera de la Clínica Imbanaco Grupo Quirónsalud, la JCI “realizó la medición de indicadores de calidad en todo el proceso y evaluó la atención y seguimiento a cada uno de los pacientes, evidenciando que este es el resultado de un plan bien estructurado, que permite el mejoramiento continuo”, sostiene el Dr. Alejandro De la Torre, director científico de la Clínica Imbanaco Grupo Quirónsalud.

Uno de los puntos fundamentales en la obtención de la certificación, es el manejo integral en la atención de estos pacientes, a quienes se les realiza una valoración que incluye ortopedia, medicina interna, geriatría, fisioterapia, trabajo social y nutrición. Al respecto el Dr. Mauricio Zuluaga, líder de nuestro Programa del Adulto Mayor con Fractura de Cadera afirma “Hay que tener claro que, en un adulto mayor una fractura de cadera sin tratamiento y aun con tratamiento médico, la posibilidad de complicaciones es muy alta. Así que el manejo por parte de un equipo multidisciplinario, el monitoreo ambulatorio y el acompañamiento de enfermeras y auxiliares nos permite disminuir las complicaciones”.

La acreditación de una institución, es un proceso voluntario donde se mide la calidad y el rendimiento de los servicios frente a determinados estándares que pueden ser nacionales o internacionales. La certificación JCI evalúa programas clínicos que brindan servicios para enfermedades o procedimientos específicos y el proceso para alcanzarla comprende una minuciosa evaluación en la que se verifica el cumplimiento de estos estándares, de tal forma que se garantice una atención de alta calidad.

La exigencia es cada vez mayor y ello nos lleva siempre a trabajar con dedicación. Hace unos años cuando empezamos con la idea de lo que hoy es la Clínica Imbanaco Grupo Quirónsalud, lo que buscábamos era solucionar los problemas en salud de las personas y hoy hemos ido mucho más allá. Siempre van surgiendo nuevos retos y estamos listos para enfrentarlos.

 

Programa del Adulto Mayor con Fractura de Cadera

La implementación de centros de ortogeriatría en Colombia ha demostrado tener un impacto favorable en cuanto a la disminución de la mortalidad (del 23% al 9.1%), por ello la organización y los líderes del programa enfocaron sus esfuerzos en el desarrollo de este centro de cuidado clínico.

El programa cuenta con un equipo inter y multidisciplinario especializado en el manejo de esta patología y en donde se brinda atención integral a pacientes de 65 años o más que presentan fractura de cadera con el propósito de:

  • Mantener la calidad de vida y recuperación del nivel funcional que se tenía antes de la fractura.
  • Disminuir, hasta donde sea posible, los riesgos y complicaciones pre y post operatorias.
  • Prevenir nuevos eventos de fracturas.

 

También puedes leer: 
Programa del Adulto Mayor Fracturado