04 · octubre · 2018

Cáncer de mama: se puede prevenir

Cambios en los estilos de vida, como el ejercicio o actividad física y una dieta saludable, y el diagnóstico precoz, con el autoexamen y la mamografía, son fundamentales para enfrentar la enfermedad. El cáncer de seno, el segundo, después del de cérvix, el más frecuente y mortal en la mujer. Sólo en el valle del cauca, 3.014 casos nuevos son detectados cada año.

Los cambios en los estilos de vida, como el ejercicio o actividad física y una dieta saludable, o prevención primaria, y el diagnóstico precoz, con el autoexamen y la mamografía, como prevención secundaria, son fundamentales para enfrentar el cáncer de mama.

“Sin embargo, la consulta con el especialista sigue siendo la primera medida para la detección oportuna de la enfermedad y el autoexamen permite detectar alteraciones o anomalías del seno”, señala el doctor, Javier Gutiérrez, cirujano oncólogo, del Centro Médico Imbanaco.

La mamografía, es el primer método de imagen, para identificar de manera temprana el cáncer. Una alternativa efectiva que surge de la consulta médica, para descartar la presencia de lesiones malignas.

El cáncer es el crecimiento desordenado de las células. Una enfermedad multifactorial y heterogénea, es decir que las causas son múltiples y el comportamiento de la enfermedad es diferente en cada uno de los casos.

Según la Organización Mundial de la Salud, OMS, una de las características del cáncer es la multiplicación rápida de células anormales que se extienden más allá de sus límites habituales y pueden invadir partes adyacentes del cuerpo o propagarse a otros órganos, proceso conocido como metástasis.

Las metástasis son la principal causa de muerte por cáncer. Cada año, Según la OMS, la enfermedad causa 521.000 defunciones en el mundo.

Una mujer es diagnosticada con cáncer de mama, cada ocho minutos. Y mientras una de ellas muere en el mundo, 10 más sostienen una lucha sin tregua por sobrevivir.

El cáncer de seno, el segundo, después del de cérvix, el más frecuente y mortal en la mujer. Sólo en el Valle del Cauca, 3.014 casos nuevos son detectados cada año.

Cuando se habla de esta patología probablemente se esté hablando de 200 o 300 enfermedades diferentes, es por esto que los tratamientos difieren de acuerdo al genotipo de cada caso en especial.

Para el doctor Gutiérrez, la prevención es muy importante y se han ido cambiando los paradigmas en cuanto a la prevención, la presencia y la mortalidad de la enfermedad. “Hoy sabemos que los hábitos de vida saludable son determinantes en la prevención de todas las enfermedades y el cáncer no es la excepción”, dice el cirujano.

Los médicos recomiendan evitar las grasas saturadas y los excesos alimenticios, el licor y el cigarrillo, asociados, a la aparición de la enfermedad.

Hacer ejercicio de manera regular, también previene factores como la obesidad y el sobrepeso y el estrés que cada vez está más asociado al cáncer. Una dieta balanceada es primordial, las frutas y verduras previenen la aparición de la enfermedad, de acuerdo con estudios científicos.

“La vida sedentaria y el estrés son enemigos mortales de la salud del ser humano. El factor emocional, el estrés crónico, juega un papel muy importante en la aparición del cáncer”, señala es especialista.

Según estudios, cuando la enfermedad ha aparecido, la actividad física y la disminución de estrés crónico y una dieta saludable, favorecen ostensiblemente el pronóstico, la receptividad a los tratamientos y mejoran la calidad de vida.

“Si el cáncer está más avanzado, los riesgos de recurrencia locales o en otros órganos aumentan y es necesario emplear tratamientos adicionales a la cirugía, como quimioterapia y radioterapia”, dice el doctor Gutiérrez.

Según el especialista, los avances en cirugía se han dado principalmente por las tecnologías, como grapadoras para suturar intestino y las técnicas laparoscópicas o mínimamente invasivas, con menores incisiones, han venido a mejorar el manejo de la enfermedad.

“No obstante, seguimos resecando órganos con cáncer de igual manera como están descritas las cirugías hace mucho tiempo; por ejemplo, retirar el estómago, el páncreas, el colon o el tiroides, principios de cirugía descritos hace más de 50 años”, dice el cirujano.

Hoy en día, la cuadrantectomia y la biopsia axilar de ganglio centinela, es el tratamiento más usado en cirugía de cáncer de seno con buenos resultados estéticos y menor morbilidad o problemas para el paciente. La cirugía para cáncer de mama cada vez es menor.

Paradójicamente con el descubrimiento de las mutaciones genéticas que se hacen en casos seleccionados, con fuerte historia familiar de cáncer de seno (por ejemplo, dos familiares en primer grado menores de 50 años con cáncer de mama) podría estar indicada la mastectomía bilateral con reconstrucción en pacientes sanos.