16 · diciembre · 2019

Navidad, menos quemaduras más prevención

Las quemaduras son prevenibles y se presentan mayormente en un espacio doméstico y laboral según la Organización Mundial de la Salud (OMS). 

 

En Colombia el 17% de los niños con quemaduras sufre una discapacidad temporal y el 18%, una discapacidad permanente según la OMS. 

 

La única forma de prevenir las quemaduras con pólvora es no comprándola, hacerlo aumenta en un 80% las probabilidades de desencadenar una quemadura que posiblemente exigirá cirugía plástica o en el peor de los casos comprometerá funcionalidad óptima del cuerpo, asegura la Dra. Ana María Robledo, cirujana plástica del grupo de manejo del paciente quemado del Centro Médico Imbanaco. 

 

En el mes de diciembre los ingresos a urgencias aumentan por quemaduras; las razones más comunes son: accidentes de cocina por los ‘buñuelos bomba’, el uso de pólvora, quemaduras eléctricas de bajo voltaje entre otras, de acuerdo a la información entregada por las diferentes Unidades de quemados de las Instituciones de salud, afirma la Dra. Ana María Robledo. 

 

Todas las quemaduras  se clasifican por grados según su profundidad, temperatura y agente con el que se genera; se debe tener en cuenta que la profundidad dependerá de las características de la piel, al ser más delgada, se quema con más facilidad, por ejemplo, en el área de los párpados, pabellones auriculares, bebés y adultos mayores. 

 

El agente con el que se ocasiona la quemadura tiene diferentes temperaturas; una quemadura con agua o líquidos está por encima de los 150°C, con aceites supere los 300°C o 350°C y las quemaduras por contacto como por ejemplo con una plancha o el exosto de una moto tiene temperaturas mucho más altas, asegura la Dra. Ana María Robledo. 

 

Con relación a las quemaduras ocasionadas por la pólvora la mejor manera de prevenirlas es no comprando estos elementos, al acceder a ellos las probabilidades de que ocurran accidentes aumentan, a su vez es poner en riesgo el entorno personal, familiar y social, las celebraciones de la época de diciembre se pueden vivir sin pólvora, afirma la especialista. 

 

¿Cómo atender una quemadura en casa? 

 

Las quemaduras en el hogar surgen en cualquier instante, ya sea mientras se cocina o en época de Diciembre por improvisaciones con el uso de la pólvora, la Dra. Ana María Robledo, cirujana plástica del grupo de manejo del paciente quemado del Centro Médico Imbanaco aclara que en la mayoría de las veces una quemadura es más grave de lo que se imagina, por lo que siempre exige atención de un médico especialista y la asistencia a una entidad de salud, así se minimizan los riesgos de infección y no empeoran los periodos de cicatrización. 

 

Al presentar cualquier tipo de quemadura usted o alguien de su familia tenga en cuenta los siguientes consejos: 

 

  • Sumergir el área afectada bajo agua por un periodo largo de tiempo. 
  • Cubrirla con una prenda de ropa limpia. 
  • Consultar de inmediato al médico o centro asistencial más cercano. 
  • Existen ayudas naturales que contienen agentes antiinflamatorios, sin embargo, el hecho de ser natural o que su proceso de elaboración sea artesanal, no asegura un proceso de esterilización adecuado. Absténgase de usarlas.
  • La gestión adecuada de una herida por quemadura garantiza una mejor recuperación y previene la infección sobre el área afectada, la cual conlleva a importantes complicaciones.