23 · noviembre · 2019

La vasectomía, un método para controlar la natalidad

La vasectomía es una intervención quirúrgica donde se corta la provisión de
espermatozoides al semen de forma permanente. Este procedimiento se realiza haciendo
un corte en los conductos deferentes que transportan a los espermatozoides; estos se
cortan, se ligan o se sellan con calor. Es decir que, cuando un hombre eyacula, el semen no
contiene esperma y por tanto no puede llegar a fertilizar el óvulo de la mujer. Es una
intervención rápida, segura y mínimamente invasiva que garantiza el 99% de efectividad,
así lo afirma el doctor Lupi Alejandro Mendoza, urólogo del Centro Médico Imbanaco.
Se asegura que este método es el mejor sistema de control de natalidad, las observaciones
que se le realizan al paciente interesado están centradas en tener la seguridad de que más
adelante no querrá tener hijos. Asegura el especialista que si bien es cierto la existencia de
la vasovasostomía la cual funciona de manera reversible a la vasectomía, la realidad es que
no es tan efectiva, solamente se puede asegurar un 30% de éxito en la intervención,
teniendo en cuenta que este resultado se obtiene al realizarla en los primeros cuatros años
posteriores a la vasectomía.

  • La ONU (Organización de las Naciones Unidas) reporta 33 millones de
    hombres vasectomizados en el mundo y 225 millones de mujeres que se han
    practicado la ligadura de trompas.
  • En Estados Unidos se calcula que el 29% de los hombres acuden al uso del
    condón, el 25% implementa el uso de anticonceptivos orales por parte de la
    mujer, la ligadura de trompas ocurre en un 8% de la comunidad femenina y la
    vasectomía solamente en un 5% de la población masculina.


El doctor Lupi Alejandro Mendoza, urólogo del Centro Médico Imbanaco comparte las
siguientes recomendaciones postoperatorias para este procedimiento quirúrgico:
● No practicar ningún tipo de actividad física.
● No hacer uso de bicicleta y motocicleta en los 10 días siguientes a la cirugía.
● No tener relaciones sexuales y evitar eyaculaciones en los próximos 10 días.
Es importante tener presente que al realizarse la vasectomía, al pasar los días e iniciar una
vida sexual activa se debe hacer uso de preservativos por las ocho semanas siguientes
porque pueden haber espermatozoides en próstata y vesículas seminales; entre la semana
8 y la semana 16 se debe practicar un nuevo espermograma para tener la seguridad de que
no hay espermatozoides o si se evidencian unos cuantos que estén inmóviles y muertos; si
hay espermatozoides viables quiere decir que la vasectomía fue fallida.