07 · marzo · 2022

La menopausia antes de los 40

La menopausia es la etapa en la que toda mujer entra alrededor de los 48 años, los cambios hormonales comienzan a aparecer y la menstruación va desapareciendo, pero cuando estos síntomas aparecen antes de los 40 años se le conoce como menopausia precoz. “Puede afectar al 5 o 10% de las mujeres y se confirma realizando pruebas de FSH con resultados de niveles altos, además de estrógenos bajos y de la hormona antimulleriana muy baja”, explica el ginecólogo endocrinólogo, especialista en infertilidad y laparoscopia de nuestra Institución, Gustavo Gómez Tabares.

Esta patología puede presentarse por un tema genético, en donde en la familia de la paciente, más mujeres hayan tenido menopausia precoz, pero también por enfermedades autoinmunes “como la diabetes o hipotiroidismo y traumas en los ovarios por cirugías, quistes o endometriosis”, precisa el Dr. Gómez Tabares.

Síntomas

Entre las señales más comunes de la menopausia antes de los 40, además de la ausencia de la menstruación por más de 4 meses, se encuentran el aumento de peso, sofocos y sudoración, “también puede presentar ansiedad, depresión, disminución en el deseo sexual, trastornos en el aparato genitourinario, entre otras, por lo que se recomienda visitar al médico de manera periódica, con el fin de llevar un control que permita un manejo adecuado”, puntualiza el médico.  

El tratamiento para el manejo de esta afectación es hormonal, lo que permite reemplazar el déficit causado por la falta de estrógenos, hormonas esenciales en una mujer, tanto para la reproducción como para prevenir enfermedades, disminuyen la tensión arterial, protegen los huesos, distribuyen la grasa corporal y estimulan la libido, por lo que “llevar un tratamiento adecuado, mejora la calidad de vida, previene la aparición temprana de osteoporosis y los síntomas disminuyen”, agrega el galeno.   

Se puede sobrellevar

  • Lleva un estilo de vida saludable realizando actividad física y evitando hábitos poco saludables.
  • Ingiere alimentos con más proteínas, fibra, hierro y calcio como las lentejas o los garbanzos, así como los frutos secos, lácteos y pescados.
  • Evita los cereales, harinas, dulces o zumos.
  • Adquiere hábitos para lograr un descanso adecuado. Establece horarios para la actividad física, para comer y para dormir.

En nuestra Clínica Imbanaco Grupo Quirónsalud contamos con el servicio del Cuidado Integral de la Mujer, que se especializa en el manejo de las patologías femeninas ginecológicas; así como también con ginecólogos especialistas en el cuidado de la salud de la mujer.

Te puede interesar: 

Cuidado Integral de la Mujer
Especialistas en Ginecología y Obstetricia 

Blogs relacionados