22 · agosto · 2021

La hidratación más que un beneficio es vida

Entre el 80 y el 60% de la composición del cuerpo humano es agua, por tanto, requerimos de ella para el buen desempeño de todas las funciones orgánicas como controlar la temperatura y realizar la digestión, la especialista en nutrición y dietética de nuestra Clínica Imbanaco grupo Quirónsalud, Sandra Patricia Alfaro, afirma “la hidratación más que un beneficio es la vida, pues de ella depende que, respiremos, concentremos orina para sacar desechos del cuerpo, que la sangre pueda circular y llevar todos los nutrientes y el oxígeno que el cuerpo necesita, del agua también depende la concentración, que el sistema nervioso funcione, el sistema inmune requiere agua para poder llevar los microbios que nos están agrediendo a los ganglios linfáticos para ser destruidos, en conclusión este es un elemento vital que nos proporciona grandes beneficios”.

El cuerpo vive en equilibrio gracias a la hidratación, si se pierde este equilibrio por perder agua, estamos en riesgo, hasta de perder la vida, de acuerdo con lo que nos dice nuestra nutricionista “cuando se presenta deshidratación se puede perder la concentración, puede haber daño en el sistema circulatorio, en el sistema de eliminación de desechos hasta perder un riñón y terminar en diálisis, oleadas de calor que también afectan el sistema circulatorio y todas las funciones orgánicas sufren y se desequilibran”.

Entre los mitos que debemos derribar está el que solo debo hidratarme cuando tengo sed, pues esta se produce cuando nuestro cuerpo ya se encuentra en estado de deshidratación y se ha activado el hipotálamo – el sensor en el cerebro-, que alerta que algo está pasando y falta agua, así mismo el riñón también nos alerta y hace que sintamos sed, lo que nos indica que no debemos llegar a este punto para hidratarnos, debemos hacerlo de forma constante durante el día.

No todas las bebidas hidratan nuestro organismo, al respecto nuestra especialista advierte “las bebidas con exceso de azúcar y sodio o sal pueden llegar a deshidratarnos porque se requiere agua para bajar la concentración en el cuerpo, así mismo cuando tomamos café en exceso puede ocurrir que orinemos más y esto también ayuda a pérdidas de agua”

Por consiguiente y de acuerdo con las recomendaciones de nuestra especialista la mejor opción para hidratarnos es tomar agua, también podemos consumir frutas y verduras puesto que, en su composición, tienen un valor representativo de agua, por eso debemos incluirlas en nuestra dieta diaria. Incluso podemos beber té, aromáticas y hay bebidas para deportistas de alto rendimiento que cumplen esta función, así mismo existen sueros de hidratación que se usan en pacientes que lo requieran.

Nuestra especialista en nutrición y dietética concluye “es muy importante que tengamos consciencia de que nuestro cuerpo necesita estar bien hidratado para estar en equilibrio para que así todas las funciones orgánicas se puedan realizar durante el día. Así que, cuando te levantes, lo primero que debes hacer es beber un vaso con agua, igualmente preparar el agua que vas a llevar a la oficina, al trabajo o la que va tomar durante el día, aproximadamente deben ser 2 litros, puedes reemplazarlo con una bebida aromática o adicionarle limón, de tal manera que le dé un sabor agradable para que sea más fácil estarte hidratando. Recuerda que cada vez que respiras estás perdiendo agua, cada vez que vas a orinar pierdes agua y debes reemplazarla. Lo recomendable es revisar la orina, si está muy oscura, muy concentrada, quiere decir te hace falta agua y debes beberla hasta que tu orina se ponga clara. Si vas a hacer deporte recuerda que es importante hidratarte antes, durante y después del ejercicio para reponer las pérdidas por el sudor. Y si padeces enfermedad cardiovascular o enfermedad renal, es importante que tu nutricionista o tu nefrólogo te programen el agua que debes tomar durante el día”.

El agua es vida, hidratarte de la forma adecuada es también un hábito saludable.

 

Blogs relacionados