18 · abril · 2021

El Parkinson no va solo de temblores

El Parkinson es una enfermedad degenerativa que impacta el sistema nervioso central, afectando diferentes áreas del cerebro, causando la muerte de neuronas de manera progresiva, al respecto el Dr. Jairo Guerrero, Neurólogo de la Clínica Imbanaco Grupo Quirónsalud señala: “algunas neuronas generan una sustancia llamada dopamina, que participa en varias de las funciones cerebrales, entre las que se destacan el control de los movimientos y las emociones. En el Parkinson estas son las neuronas que más se encuentran comprometidas, motivo por el cual el síntoma más característico es la lentitud de los movimientos, también se presentan temblores -aunque hasta un tercio de los pacientes pueden no tenerlos-, pérdida del equilibrio y rigidez”.

Si bien el Parkinson suele presentarse a partir de los 50 años, puede aparecer también en personas menores de 30, por lo general, debido a causas genéticas, en estos casos, el Dr. Guerrero recomienda acudir a valoración con el especialista, pues deben descartarse otras patologías que tienen similitud de síntomas. Aunque en la mayoría de los casos no se pueden determinar las causas que la originan, existen algunos genes que se han relacionado con la enfermedad, incluso se señalan como factores de riesgo que pueden favorecer su desarrollo, la exposición a algunos pesticidas, herbicidas o metales pesados.

El Parkinson no puede prevenirse, pero algunos estudios han concluido que llevar una dieta mediterránea y la práctica deportiva de forma regular pueden disminuir el riesgo de padecerlo. Hasta el momento no tiene cura, no obstante, existen diferentes intervenciones que pueden atenuar los síntomas mejorando la calidad de vida del paciente y, dado que afecta también las emociones, es importante que además del tratamiento, cuente con una buena red de apoyo familiar, sobre el particular el Dr. Guerrero agrega “en estadios avanzados de la enfermedad se puede presentar una gran limitación funcional, depresión severa o problemas importantes de la memoria. El principal reto para los cuidadores es comprender el alcance de la enfermedad, entender que estos pacientes pueden perder su autonomía, requiriendo ayuda para actividades tan básicas como caminar, vestirse, comer o realizar su aseo personal. Una buena disposición será muy importante para que no se sientan como una carga para sus familiares y seres queridos. Incentivarlos a realizar actividad física o participar en actividades, puede ser de gran ayuda”

Otros síntomas no motores

  • Trastornos del ánimo y del sueño
  • Pérdida del olfato
  • Estreñimiento
  • Fatiga
  • Dolor
  • Problemas cognitivos

Diferencia frente al Alzheimer

Aunque ambas son enfermedades neurodegenerativas, cada una afecta a grupos de neuronas diferentes. El Alzheimer se caracteriza por problemas de la memoria y otros síntomas cognitivos, en tanto que, el Parkinson lo hace principalmente por síntomas de movilidad alterada.

Intervenciones que pueden mejorar los síntomas. Es importante que el neurólogo guíe el tratamiento de los pacientes para lograr los mejores resultados posibles.

  • Medidas no farmacológicas: fisioterapia, actividades recreacionales, danza, artes marciales.
    • Medicamentos: se pueden usar solos o en combinación y la finalidad es restaurar o sustituir los niveles de dopamina en el cerebro.

Cirugía: se recomienda en estadios avanzados de la enfermedad, cuando no se logra obtener un control estable de los síntomas con los medicamentos (cirugía de estimulación cerebral profunda, Gamma Knife)

Te puede interesar


Especialistas en Neurocirugía

Radiocirugía y Cirugía Estereotáxica (Gamma Knife)