26 · septiembre · 2022

Cáncer de tiroides, una enfermedad palpable

El cáncer en la glándula de la tiroides es relativamente común y generalmente es asintomático, por lo que la manera en que se puede evidenciar es al momento de realizar un examen físico que permita identificar alguna anomalía.

Es una enfermedad en la que se forman células malignas en los tejidos de la glándula tiroidea, la cual está ubicada en la base de la garganta y tiene forma de mariposa. “Realmente no hay un factor puntual para el desarrollo de esta enfermedad. No hay factores genéticos establecidos para que se presente, son básicamente alteraciones de la información celular que genera la activación de estos cánceres”, precisa el doctor Edgard Nessim Dayan, especialista en endocrinología y medicina interna de nuestra Institución.

Tipos de cáncer

  • Cáncer tiroideo bien diferenciado (papilar y folicular). Son los más comunes, provienen de las células foliculares. Es poco agresivo y el 95% de los pacientes que lo padecen tiene probabilidad de curarse.
  • Cáncer medular. No es tan común y tiene una connotación que puede ser genética.
  • Cáncer anaplásico. Es menos común. Es agresivo y su probabilidad de recuperación es baja.

Los nódulos tiroideos malignos por lo general no tienen síntomas, “se identifican cuando se realiza palpación en el cuello y encontramos la presencia de un nódulo, el cual es estudiado por medio de una ecografía y se establece a través de una clasificación si se debe o no puncionar, lo que nos ayuda a determinar si ese nódulo tiene una alteración celular que indique cáncer”, precisa el doctor Nessim, quien también reitera que la presencia de nódulos en la tiroides no es señal de cáncer, “el 95% de ellos son benignos”.

¿Qué órganos afecta?

Es poco común que un nódulo tiroideo afecte las cuerdas vocales o al nervio laríngeo, sin embargo, como lo explica el especialista, si el nódulo está cerca del nervio mencionado, puede llegar a presentarse alguna afectación. Es más común que afecte los ganglios linfáticos del cuello que estén cerca al nódulo. 

¿Qué tratamiento se debe seguir?

Para nuestro especialista en el caso de que el nódulo maligno sea de más de un centímetro se realiza una cirugía, en donde se retirará el lóbulo afectado o la tiroides completa y se continuará con el tratamiento médico. “Es necesario estar en control médico, en caso de que la tiroides haya sido retirada continuar con el tratamiento y los cuidados propios de la cirugía, además mantener buenos hábitos alimenticios, de sueño y actividad física”, precisa el doctor Nessim Dayan.

En la Clínica Imbanaco Grupo Quirónsalud contamos con un grupo médico especializado en endocrinología, que cuenta con el conocimiento y experticia para tratar enfermedades que se relacionen con trastornos del metabolismo y las hormonas.

Te puede interesar

Endocrinología

Blogs relacionados