15 · octubre · 2021

Autoconfianza, clave para afrontar el cáncer de mama

Una mujer que atraviesa o ha superado un cáncer de mama se enfrenta a una serie de cambios que impactan además de su aspecto físico, su confianza, su seguridad en ella misma y la capacidad de aceptar que su cuerpo ha cambiado, situaciones que sin duda debe trabajar para reforzar su autoestima.

En consecuencia, uno de los aspectos sobre los que incide el cáncer de mama, es en la sexualidad, sobre el particular, la Dra. Ana María Fidalgo Zapata, ginecobstetra con subespecialidad en cirugía de mama y mastología de la Clínica Imbanaco Grupo Quirónsalud nos dice: “básicamente los cambios que puede vivir una mujer en la fase aguda son: disminución de la libido, resequedad vaginal, cambios en el humor, disminución del deseo sexual y todas las secuelas asociadas al tratamiento, entre ellas, mucha fatiga y esto puede llevar a que no le den ganas de tener intimidad con su pareja. Si la paciente es sobreviviente de cáncer de mama y no se le hizo una cirugía reconstructiva, hay muchos cambios en la autoimagen puede sentir temor cuando se ve al espejo o en cuanto a su sexualidad porque le da pena su cuerpo o no se siente bien con su imagen” Agrega, además, nuestra especialista que es indispensable en el tratamiento, abordar todos estos aspectos de forma integral, para que estas pacientes puedan recuperar la confianza en sí mismas, incorporando todas las transformaciones que ha experimentado.

El papel de la pareja es fundamental en todo este proceso, brindando su apoyo en todas las fases: cuando se está enfrentando a la realidad de la enfermedad y durante el tratamiento, brindándole seguridad, recalcando que estos cambios son transitorios y que más adelante las secuelas pueden mejorar, pero sobre todo entendiendo todas estas emociones y ayudándole a superarlas, además tal como lo aconseja la Dra. Fidalgo “la pareja debe ser como su sombra, acompañar en todo momento y consultar con los expertos para informarse muy bien al respecto, para que sepan manejar todos estos aspectos y encuentre la mejor forma de vivir su sexualidad”.

Cuando la paciente o sobreviviente del cáncer de mama es una mujer que no tiene una pareja estable, es cuando más debe trabajarse en el amor propio y buscar el apoyo en el círculo familiar, como lo afirma nuestra especialista “en una mujer soltera que no tiene pareja lo más importante es la aceptación, porque este es un proceso largo, desgastante, duro, pero lo que debe pensar es que puede ser algo transitorio y que más adelante va a tener muchas opciones para reconstruir su vida”

Los expertos aconsejan reforzar el aspecto espiritual para dar balance a todas las emociones que pueden resultar abrumadoras, para hallar la fuerza que las lleve a afrontar todo el proceso, a alcanzar la autoaceptación y vivir los cambios de la mejor manera. La Dra. Ana María Fidalgo concluye: “es importante consultar siempre a personal idóneo y siempre afrontarlo con un manejo multidisciplinario para poder abordar la situación de forma integral. Lo que le digo a mis pacientes es precisamente que no descuiden su vida espiritual y los vínculos con su familia y obviamente su entorno social también es muy importante que estas pacientes siempre estén en compañía de ellos y sus hijos para que así todas estas dificultades se puedan ir superando”.

Te puede interesar: 
Servicio de Cáncer