08 · julio · 2020

La importancia del chequeo preventivo cardiovascular.

  • En el marco del Día Europeo de la prevención del riesgo cardiovascular, el Centro Médico Imbanaco comparte las razones importantes por las cuales tener presente realizarse chequeos médicos preventivos.
  • En la actualidad, el infarto, la trombosis, la hipertensión y la diabetes están en la lista de las 10 principales causas de mortalidad en Colombia, lo cual pone al país frente a una epidemia de las enfermedades cardiovasculares, según informe del Ministerio de Salud.

Las enfermedades cardiovasculares siguen siendo la causa número 1 de muerte en Colombia. Los especialistas afirman que hasta el 80% de los infartos cardiacos pudieran llegar a prevenirse al tener hábitos saludables respecto a la alimentación y al ejercicio, pero especialmente, si se lograra controlar y tratar a tiempo los factores de riesgo cardiovascular.

Dentro de los 4 factores de riesgo cardiovascular principales se encuentra la presión arterial elevada, diabetes, colesterol elevado y tabaquismo, sólo se puede detectar a la vista si sé es fumador o no. Para los otros tres factores de riesgo es necesario realizar exámenes sencillos que ayuden a diagnosticar su existencia, afirma el doctor Gilberto Castillo, médico internista, cardiólogo y coordinador de la Unidad Cardiovascular del Centro Médico Imbanaco.

En los últimos años se han popularizado los chequeos ejecutivos orientados a la detección temprana de complicaciones cardiovasculares, la importancia de llevarlos a cabo está relacionadas a medidas preventivas, adoptar hábitos de salud basados en la prevención. “Son consultas donde se le solicitan exámenes de laboratorio y algunas pruebas especiales dependiendo del riesgo de cada persona, las cuales están orientadas a la prevención de problemas mayores como un infarto cardiaco. Por ejemplo, asisten a la consulta dos personas de 50 años con diagnostico reciente de hipertensión arterial para realizarse un chequeo general. El paciente número 1 tiene sobrepeso, no hace ejercicio, tiene una alimentación inadecuada y además su padre sufrió un infarto cardiao hace 3 años. Por otro lado, el paciente número dos tiene un peso normal, hace actividad física periodicamente, cuida su alimentación y no tiene antecedentes familiares de problemas cardiovasculares previos. A pesar de ser dos pacientes hipertensos de la misma edad, la probabilidad de sufrir un evento cardiovascular es mucho mayor en el paciente número 1, esto debido a sus hábitos alimenticios, deportivos y antecedentes familiares.

Durante los chequeos preventivos se solicitan pruebas especiales que puedan ayudar a diagnosticar tempranamente una obstrucción de las arterias del corazón. Tal es el caso de ‘la prueba de esfuerzo’, un examen donde el paciente camina en una banda mientras se monitoriza el ritmo de su corazón y cada cierto timpo la velocidad y la inclincación de la banda aumenta logrando que el corazón se vaya acelerando. Este método de diagnostico es una forma acertada de conocer si las arterias del corazón pueden estar empezando a obstruirse y además sirve para evaluar cómo es la tolerancia de un paciente al ejercicio, además reconocer si presenta episodios de asfixia, asegura el doctor Castillo.

Aunque idealmente toda persona debe realizarse un chequeo preventivo cardiovascular al llegar a los 50 años, estos pueden ser particularmente importantes en personas con antecedentes familiares de problemas cardiacos, o en quienes ya presentan hipertensión arterial, diabetes o colesterol en la sangre elevado. Dependiendo del nivel de riesgo, su médico decidirá cuáles son los exámenes y las pruebas más aconsejables en cada caso. 

Le puede interesar: Chequeo Médico Preventivo.

Nuestro grupo de cardiólogos, conózcalos aquí