14 · marzo · 2017

Virus del Papiloma Humano, VPH

En hombres, mayoría que tienen el virus del papiloma humano, VPH, nunca desarrollan síntomas, pero ciertos tipos de virus pueden causar verrugas genitales o cáncer anal o de pene.  Casi todas las personas sexualmente activas contraerán el VPH, en algún momento de sus vidas.

Cargando…
Link Compartir

La mayoría de los hombres que tienen el virus del papiloma humano, VPH, nunca desarrollan síntomas, pero ciertos tipos de virus pueden causar verrugas genitales o cáncer anal o de pene.  Casi todas las personas sexualmente activas contraerán el VPH, en algún momento de sus vidas.

El virus del papiloma tiene muchas manifestaciones en el cuerpo humano de acuerdo al tipo y localización de su infección. “Una de las más conocidas son la verrugas que pueden darse en cualquier parte del cuerpo, por ejemplo, manos y en sitios especiales, como órganos genitales, tanto masculinos, como femeninos”, afirma la doctora, Alba Lucía Mondragón, ginecobstetra, del Centro Médico Imbanaco.

Según la especialista, puede también producir lesiones en las cuerdas bucales, cavidad oral y otras mucosas como región perianal y recto. En la región genital, algunos de los tipos, se asocian con la aparición de cáncer, de los cuales, el más conocido y frecuente, es el cáncer de cuello uterino tan frecuente en nuestro medio.

El cáncer cervical o de cérvix uterino, es el segundo tipo de cáncer más común en mujeres, y en países como Colombia, es el más frecuente, diagnosticándose más de 400.000 casos nuevos cada año. La edad media de aparición es de 45 años. (Ver recuadro: “Factores de riesgo”)

“Otros menos frecuentes son cáncer de vulva, orofaringe, perianal y recto, tanto en mujeres como en hombres”, señala la doctora Mondragón.

Como es una infección viral, lo que ocurre cuando ingresa al cuerpo, es que se inician unos mecanismos de defensa internos del sistema inmune, que terminan con eliminarlo del organismo, proceso que puede demorar un tiempo aproximado de dos años. 

“Cuando estos mecanismos fallan, el virus se queda en el sitio infectado y puede producir cambios en las características y propiedades de división de esas células que son las que se conocen como displasias, lesiones intraepiteliales y posterior neoplasias malignas o cáncer”, dice la ginecobstetra.

La especialista explica que en el área genital el virus se origina, usualmente, por las relaciones sexuales o contacto de las áreas genitales. Si el proceso de eliminación del virus no se realiza, aparecen las manifestaciones clínicas que pueden ser las verrugas genitales o también llamados condilomas o lesiones en el cuello y piel vulvar, llamadas lesiones intraepiteliales.

“Estas lesiones – dice la doctora Mondragón - pueden ser no visibles y asintomáticas por lo cual es importante realizar exámenes denominados de tamizaje y diagnóstico para poder tratarlas antes de que se conviertan en problemas grandes visibles y sintomáticos como el cáncer de cuello uterino.”

Según la especialista, en  nuestra región es muy frecuente tener el virus del papiloma humano genital y el impacto en la pareja puede ser importante, debido a que se considera una infección de transmisión sexual y esto esta culturalmente asociado a malos hábitos sexuales o promiscuidad. 

“Este concepto es errado, pues con una sola pareja sexual y un solo coito se puede adquirir el virus y transmitirlo. De hecho, miles de parejas estables tienen o han tenido en algún momento de su vida infección por el virus del papiloma y lo han eliminado sin dejar lesiones residuales”, anota la doctora Mondragón.

“Es muy importante que esto se entienda para así realizarse los exámenes para tamizaje y detección sin afectar la relación de pareja.”, señala la especialista.

“Si el virus no se busca en etapas tempranas, no se encuentra. Si no se encuentra, no se tratan las lesiones iniciales. Si no se tratan las lesiones mínimas, habrá que tratar los problemas grandes, a veces con resultados no satisfactorios”, advierte la ginecobstetra. 

“Problemas pequeños soluciones pequeñas, problemas grandes soluciones grandes”, enfatiza, finalmente, la especialista.

 

FACTORES DE RIESGO

Los factores de riesgo de cáncer cervical están relacionados con características tanto del virus como del huésped:

  • Múltiples compañeros sexuales;
  • Una pareja masculina con muchos compañeros sexuales presentes o pasados;
  • Edad temprana en la primera relación sexual;
  • Elevado número de partos;
  • Infección persistente con un VPH de alto riesgo (como VPH 16 o 18);
  • uso de contraceptivos orales.
  • uso de nicotina.
 
 

Noticias recientes