06 · junio · 2017

Próstata, un órgano pequeño que puede impactar a toda la familia

La pequeña glándula es uno de los órganos más importantes del hombre. Sin embargo, su bienestar y funcionamiento pueden afectar a la pareja y toda la familia.

Cargando…
Link Compartir

Es apenas del tamaño de una almendra y es uno de los órganos más importantes masculinos.  Sin embargo, su funcionamiento puede afectar de manera drástica la calidad de vida de la pareja y de todo el entorno familiar.

La próstata es una glándula masculina situada debajo de la vejiga que recubre la uretra. Es el conducto que comunica la vejiga con el exterior, con una función vital en la erección y la secreción externa, destinada a la producción de semen y el aporte de sustancias esenciales para la supervivencia del espermatozoide, lo que asegura su fertilidad. El semen es una mezcla de esperma y líquido producido en la próstata.

“También, mediante la secreción constante de cinc, proteasas potentes, como la lisina y el antígeno prostático, mantiene la uretra libre de colonización bacteriana”, señala el doctor, Lupi Alejandro Mendoza, urólogo del Centro Médico Imbanaco.

Según el especialista, con la edad, en el varón se produce una serie de cambios significativos a nivel hormonal, en la próstata y en su organismo. Los problemas de este órgano vital masculino no sólo afectan su salud, sino su calidad de vida.  

Para la Organización Mundial de la Salud, OMS, “la salud sexual es un estado de bien estar físico, mental y social referido a la sexualidad, como parte fundamental en el desarrollo de la familia.”

Entre los problemas de este pequeño órgano, el agrandamiento es uno de los más frecuentes inherente a la edad. La glándula se agranda y le sucede a casi todos los hombres cuando van envejeciendo. Al agrandamiento de la próstata generalmente se le llama hiperplasia prostática benigna (HPB). No es un cáncer y no aumenta el riesgo de cáncer de próstata. 

“No se conoce la causa real de su agrandamiento. Los factores ligados al envejecimiento y a los cambios en las células de los testículos, pueden intervenir en el crecimiento de la glándula”, señala el doctor Mendoza. 

 La HPB es una de las enfermedades más agobiantes y complejas para los hombres, pues su calidad de vida se ve seriamente afectada, ya que la obstrucción impide la evacuación total de la orina, con serios problemas de todo tipo.

Los pacientes que consultan por hiperplasia refieren que no pueden dormir, con la necesidad de levantarse muchas veces, durante la noche, para ir al baño.

"Cuando quieren salir de casa lo piensan dos veces, pues lo primero preguntan es si hay baño o cuando llegan a un lugar, dónde queda el baño", cuenta el doctor Mendoza.

El especialista asevera que los muchos pacientes tardan en aceptar el problema y  en consecuencia tardan en consultar al médico, lo que puede complicar la patología, por la aparición de infecciones, por la retención de orina, por la aparición del dolor y daños sobre la vejiga.

"La vejiga al tener que forzarse para expulsar la orina, forza sus músculos y con el paso del tiempo se altera su función normal, lo que se convierte en un problema más complejo", dice el urólogo del Centro Médico Imbanaco.

El láser verde es una de las tecnologías más efectiva en los últimos años para el tratamiento terapéutico de la enfermedad.

Se trata de una novedosa técnica, menos agresiva, con menos riesgos para el paciente, menos sangrado, rápida recuperación y se hace de manera ambulatorio.

Vía endoscópica, los cirujanos ingresan el instrumental especial y con base en la energía del láser verde vaporizan los tejidos de la próstata que producen la obstrucción y rehabilitan la vía para normalizar la función urinaria.

Es un procedimiento ambulatorio, menos agresivo, con menos riesgos, con menos sangrado y por lo tanto con una mejor recuperación.

Según el doctor Mendoza, lo más importante en consultar a tiempo, por cuanto la vejiga aún no se verá alterada y con la cirugía el problema podrá ser solucionado sin más contratiempos.