10 · agosto · 2018

Primera institución del suroccidente colombiano en obtener autorización para el empleo de fuentes radiactivas en la categoría 4.

Nos complace informarle que el Centro Médico Imbanaco ha recibido la autorización para el empleo de fuentes radiactivas en la categoría 4, en las prácticas de medicina nuclear, terapias hospitalarias y ambulatorias, medicina nuclear diagnóstica y PET–CT, por parte del Servicio Geológico Colombiano a través de la Dirección de Asuntos Nucleares.

El Centro Médico Imbanaco es la primera institución del suroccidente colombianos en obtener este registro que  tiene alcance en la parte diagnóstica en Medicina Nuclear convencional para el PET-CT, donde se ha incluido el Galio68 como isótopo de diagnóstico  y en la parte terapéutica hospitalaria y ambulatoria con diferentes tipos de isótopos. El cumplimiento de la norma, certifica que nuestros procedimientos son ambientalmente responsables y por tanto la autoridad reguladora los  avala como seguros.

Estamos a la altura de las unidades de medicina nuclear  internacionales, abarcando casi la totalidad de procedimientos que se realizan en cualquier país del mundo.

Ampliamos la capacidad de uso del PET-CT, para detectar la aparición temprana de una enfermedad, antes de que sea evidente en otros exámenes por imagen.

Anualmente, la Unidad de Medicina Nuclear del Centro Médico Imbanaco realiza  más de 3.000 estudios con calidad y seguridad. La reducción de dosis radiactiva combinada con un software moderno de reconstrucción de imágenes, permite disminuir los riesgos de radiación y sobre exposición del paciente.

Cuenta además con todas las normas de protección radiológica regidas por la Agencia Internacional de Energía Atómica (A.I.E.A.), en su programa átomos para la paz.

Es de resaltar que nuestra Unidad de Medicina Nuclear utiliza cantidades muy pequeñas de material radiactivo para diagnosticar y determinar la gravedad o para tratar una variedad de enfermedades, incluyendo diferentes tipos de cáncer, enfermedades cardíacas, gastrointestinales, endocrinas, desórdenes neurológicos, y otras anomalías dentro del cuerpo.

Gracias a la obtención del registro, queda reflejado el gran trabajo realizado por el personal de Medicina Nuclear del Centro Médico Imbanaco, con el apoyo de otros procesos,  en pro de cumplir los requisitos en temas de protección radiológica y de seguridad en la prestación del servicio.