17 · mayo · 2017

Mujer de hoy: Muchos retos a la vez, pero… ¿Y su salud?

La salud reproductiva, una de las más amenazadas en la mujer de hoy, merced a los desafíos que le impone el mundo contemporáneo. 4 de cada 10 mujeres posponen su maternidad y es una de las principales causas de infertilidad.

Cargando…
Link Compartir

La salud reproductiva, una de las más amenazadas en la mujer de hoy, merced a los desafíos que le impone el mundo contemporáneo. 4 de cada 10 mujeres posponen su maternidad y es una de las principales causas de infertilidad.

Las generaciones de hoy usan apenas el 25 por ciento del total de sus años reproductivos para concebir. Aunque esto hace parte de la dinámica en el mundo, en nuestro país las mujeres de estratos medio y alto son quienes más toman esta decisión de aplazar su embarazo.

El nivel educativo y las zonas marginales de las ciudades, por el contrario, la natalidad parece crecer, especialmente en las adolescentes. “La mujer se impone retos y compromisos, a los que da prioridad y por los cuales va dejando de lado o aplazando otros compromisos, no menos importantes, que afectan su salud, su bienestar y su futuro”, dice el doctor, Rafael Camacho, director de la Unidad de Medicina Reproductiva, del Centro Médico Imbanaco.

Según el especialista, si bien privilegia, con toda razón, una carrera universitaria, un ascenso en la escala laboral, y alcanzar un nivel económico, debe aplazar la maternidad más allá de los 30 años. Una carrera contra el tiempo que no sólo pone en riesgo su salud reproductiva, sino su bienestar en general, el de la familia y de la sociedad.

Se estima, por ejemplo, que alrededor del 35% de las pacientes que llegan a las unidades de fertilidad presentan endometriosis, patología  fácil de tratar si se diagnostica en estadios iniciales y a edad temprana, aunque con una alta tendencia a reaparecer. La consulta médica a tiempo mejora las posibilidades de lograr un embarazo antes de que reaparezca.

De acuerdo con los especialistas la mujer adoptó un ritmo de vida que se convierte en un atentado diario contra su salud. Se describen enfermedades médicas que  relacionan los cambios hormonales con el estrés y que pueden llevar a la ausencia de ciclos menstruales.

En el mundo moderno se conocen como mujeres de alta competencia, ejecutivas de mucha exigencia laboral, cuyo ritmo de vida se asemeja a mujeres competidoras, expuestas a entrenamientos exigentes, y a quienes no les llega el periodo, pues se bloquea el sistema de hormonas que posibilita la ovulación.

“Una mujer estresada duerme menos horas, baja la calidad de su alimentación, reduce su calidad de vida y tiene menos tiempo para dedicarle a su relación de pareja, la cual requiere de tiempo y calidad de tiempo”, dice el doctor Camacho.

La mujer moderna se involucra en muchas actividades a la vez que pueden modificar el ciclo de vigilia y de sueño que a su vez altera el sistema hormonal y por ende los ciclos menstruales.

La vida social con la ingesta de licor y el consumo de cigarrillo, afectan la capacidad de ovulación a largo plazo, es decir que se reduce de manera significativa y esto afecta la función de los ovarios. Las tasas de embarazo son menores en mujeres fumadoras.

Según el doctor Camacho, muchas pacientes después de aplazar un embarazo, cuando lo buscan, no lo alcanzan. “Si una pareja lleva un año de vida sexual frecuente (2 a 3 relaciones por semana), no planifica y no se embaraza, debe consultar a un especialista. Hay que identificar las causas”,dice.

Esta situación puede afectar la salud de la mujer, su bienestar físico y mental, y el bienestar de la familia. La angustia y ansiedad tienden a incrementar el estrés, en un círculo vicioso dañino. El doctor Camacho explica que se una mujer tiene ciclos regulares de 28 días, generalmente ovula el día 14 del ciclo. Ese día es contando a partir del primer día del periodo. Se debería tener relaciones sexuales alrededor de esa época para tener más posibilidad de embarazarse.

La mayoría de los problemas de fertilidad se encuentra en tres sitios anatómicos del hombre o la mujer. Cuando el problema es femenino, las principales causas están en la ovulación (no hay ovulan) o en las trompas, alteradas u obstruidas por diferentes causa, como infecciones pélvicas, peritonitis, etc.
 
“Cuando el problema es en el hombre, generalmente ocurre por alteración en los espermatozoides (cantidad, movilidad o forma) o en los conductos genitales masculinos. Existen otras causas por las cuales las parejas no se embarazan, pero son menos frecuentes”, señala el especialista en medicina reproductiva.
 
“La mayoría de casos de infertilidad hoy en día tienen solución. Soluciones tan sencillas como decirle a la pareja, cual es la fecha más probable para embarazarse, hasta tratamientos tan complejos como la fertilización in vitro (debe probeta), Introducción del espermatozoide en el ovulo de la paciente (ICSI), la donación de ovulos o espermatozoides o el estudio genético de la pareja y los embriones".

Noticias recientes