17 · enero · 2017

Meditación y Salud: Para prevenir enfermedades y empezar un año saludable

Dolores de cabeza tipo migraña, de espalda, articulares y problemas gástricos, como el Colon irritable, son frecuentes en esta época. ¿Culpable?: El estrés pos vacaciones o depresión pos vacaciones.

Cargando…
Link Compartir

El dolor de cabeza o migraña, el dolor lumbar y el dolor abdominal o problemas gástricos, son muy frecuentes por estos días, al comenzar el año; dolencias que pueden extenderse hasta febrero e, incluso, hasta marzo, si no hay cuidado especial. 

Se le conoce como depresión pos vacaciones o estrés pos vacaciones que se viene con una baja anímica queafecta a 6 de cada 10 personas y se manifiesta con problemas orgánicos, como el colon irritable o problemas severos de tipo gástrico en general. Los virus ocupan el 60% de las consultas de urgencias en forma de gripas fuertes e incapacitantes, los dolores articulares, de espalda o cabeza, también son frecuentespor esta temporada.

“Es común cuando estamos de regreso al trabajo y nos encontremos trabajo acumulado y una serie de cambios que nos generan estrés”, afirma la doctora Maria Amelia Bueno, médica ayurvédica del servicio de Medicina, Mente y Cuerpo, del Centro Médico Imbanaco.

“Si vamos más profundo – dice la médica ayurvédica -  y realizamos un proceso de auto observación o análisis más profundo, encontramos que además del estrés hay algo que no le sienta bien a nuestro cuerpo.” 

Para la especialista, es frecuente sufrir dolores de cabeza después de un día frustrante, dolores en los hombros, cuando nos sentimos cargados de responsabilidades, dolor en el abdomen e inflamación cuandonos sentimos ansiosos y no podemos parar de darle vueltas a un asunto.

“Hay un dolor en la espalda baja cuando sentimos miedo, resfriados cuando sentimos tristeza y melancolía, y así en el día a día presentamos una serie de síntomas somáticos (físicos) que se relacionan con sentimientosrepresados o con procesos mentales que no hemos elaborado”, explica la doctora María Amelia.

 Según la especialista, las medicinas orientales tienen esto muy claro. Es tan clara la asociación que existeentre el aspecto emocional y el cuerpo, que es posible determinar cuáles síntomas y enfermedades se asocian a qué emociones.

“El impacto que tiene nuestra mente sobre nuestro cuerpo físico es tan evidente que hay áreas de la medicina dedicadas a estudiarlo: por ejemplo el impacto del estrés sobre nuestro sistema inmunológico, endocrino, cardiovascular, entre otros, es contundente”, anota la médica ayurvédica.

“Sabemos cómo el estrés puede llevar a procesos de auto inflamación y cómo el cerebro tiende a interpretar el presente a partir de recuerdos (muchas veces recuerdos nocivos) que se activan cada vez que hay un problema”, afirma la doctora María Amelia.

Son manifestaciones de cuerpo más vulnerable a los problemas de salud, por factores emocionales que afecta de manera directa el sistema inmune y en consecuencia el organismo la calidad de vida.

Según la especialista es muy pobre el manejo que tenemos sobre las emociones y sentimientos represados que puede conllevar a nuestro cuerpo a mantener activos procesos inflamatorios que llevan a los síntomas anteriormente descritos. Es decir a enfermedades y procesos crónicos, como la obesidad. 

Para la doctora María Amelia Bueno, por fortuna, la solución a esta parte importante de nuestra existencia no se encuentra fuera, se encuentra dentro de nosotros mismos. “Para ese cúmulo de emociones represadas y tóxicas, es necesario aprender a procesarlas y a dejarlas salir para sentirnos mejor, para sentirnos felices, armónicos y en paz. Para poder brindar estos sentimientos de amor y compasión a quienes nos rodean”, señala. 

La especialista explica que existe una herramienta simple, al alcance de todos y conocida como “Meditación Mindfulness" o Conciencia plena. Existen diversas técnicas que permiten “entrenar” o enseñar a la mente a “activarse” únicamente cuando se necesita y que nos permiten mantenernos en el momento presente. 

“Esto nos evita vivir en el pasado que nos genera muchas veces angustia y depresión o en el futuro, que nos genera ansiedad. Mantenerse en el momento presente permite dejar de acumular sensaciones o emociones negativas”, dice la médica.

“Lo anterior – dice y continua: - nos permite mantenernos más tranquilos e, incluso, ser más productivos y proactivos. Pero, además, el meditar de manera rutinaria, también facilita que se movilicen o que salgan las emociones que tenemos guardadas y que nos generan sufrimiento.”

 La respuesta es completamente alentadora. Sanadora. Porque trabajar, procesar, y dejar ir estas emociones, el sistema nervioso, al igual que otros sistemas corporales, se pacifican y los procesos fisiológicos retornan a su funcionamiento natural, generando sensación de bienestar, tanto físico, como emocional, que perdura en el tiempo.

 

Noticias recientes