18 · abril · 2017

¿Por qué las emociones impactan nuestro sistema gástrico?

Se estima que uno de cada tres colombianos, padece de problemas digestivos, la mayoría de ellos relacionados con el factor emocional.

Cargando…
Link Compartir

La ansiedad, el estrés, la irritabilidad o mal genio, parecieran ser como aquel grito que hace eco en las paredes del estómago. Entonces se siente la quemazón o ardor, acompañado de pesadez, sensación de llenura, dolor y acidez, más conocida como la gastritis, una de las molestias más comunes y que más afecta la calidad de vida.

Es uno de los problemas digestivos relacionado con el factor emocional, por eso también se conoce como el “karma del malgeniado” o “gastritis emocional.” Es una de las dolencias más frecuentes en Colombia y una de las de mayor consulta médica, pues afecta a cerca del 40% de la población.

La gastritis se caracteriza por la inflamación de la mucosa gástrica o lo que el paciente llama ardor, quemazón o dolor de estómago. Una gastritis mal cuidada se asocia con la aparición del cáncer gástrico.

 “El estrés es causante de muchos problemas de salud y la gastritis es uno de ellos. La gastritis también está asociada a la ingesta de medicamentos agresivos para el estómago y la infección por la bacteria Helicobacter pylori, desencadenantes de la gastritis crónica”, señala el cirujano Miguel Esmeral, del Centro Médico Imbanaco.

Según el doctor Esmeral es importante establecer primero el diagnóstico y retirar los medicamentos que causen molestia o irritación (anti inflamatorios, aspirina, ibuprofeno, diclofenaco, etc.) Así mismo los suplementos que contengan hierro. El médico debe descartar la presencia del Helicobacter a través de una endoscopia y biopsia. 

Son múltiples las alteraciones producidas por la gastritis. Al dolor abdominal en el epigastrio (en la boca del estómago), pueden sumarse cambios en las evacuaciones, sensación de plenitud, gases, falta de apetito, náusea e, incluso, vómitos. Algunas personas llegan a vomitar sangre.

Sin embargo, por nuestra vida cotidiana, la enfermedad es una expresión de nuestro cuerpo, es una clara señal de que en nosotros algo anda mal, que hay una anomalía y es necesario revisar. Se sabe que las emociones juegan un papel definitivo en la aparición de enfermedades, como en la prevención.

 Según el doctor Esmeral, la medicina académica ha empezado a reconocer la relación entre las emociones y las sensaciones físicas y a explorar en este campo, aunque gran parte de los médicos se resisten y no lo contempla en los tratamientos. 

“Sin embargo, muchos se ocupan de tratar la parte psicosomática de las enfermedades, y cada vez más especialistas corroboran que un paciente atendido en sus dolencias orgánicas y en las mentales tiene una mejor respuesta en su recuperación”, agrega el doctor Esmeral.

Todas nuestras emociones se acompañan de un alto grado de sensaciones físicas, al igual que nuestras molestias físicas se reflejan en nuestra vida emocional”, asevera el especialista del Centro Médico Imbanaco.

Los malestares desencadenados en el aparato digestivo tienen relación directa con los factores nerviosos. Cuando el paciente pregunta, ´cuándo voy a mejorar´, el médico suele responder: “cuando mejore su estado emocional y síquico.” Es consecuente que la enfermedad empeore o mejore en función del estrés. Los pacientes andan tan bien o tan mal como su cabeza. 

En la actualidad, los tratamientos apuntan a reducir los niveles de estrés, ansiedad e irritabilidad, mejorar los hábitos alimenticios y, en algunos casos, tomar algún medicamento para controlar estos ardores que complican la calidad de vida de cada vez más colombianos.

La gastritis es una enfermedad que implica una serie de cambios en la alimentación, como evitar los condimentos, el ají y la pimienta. Se sabe que hay muchas cosas que no se pueden comer, especialmente aquellos que son irritantes.

Los cítricos, como la naranja, la mandarina, el tomate, bebidas como el café y productos que lo contengan como los energizantes, chocolates y gaseosas. Los alimentos con mucha fibra (salvado de trigo, germen de trigo, verduras crudas, etc.) Evite ante todo la comida chatarra.

El cigarro y el alcohol son otros dos productos nefastos y se deben erradicar. La gastritis se asocia al reflujo y este se agrava en personas con mala alimentación o sobrepeso”, advierte especialista del Centro Médico Imbanaco. 

Sin embargo, de acuerdo con los médicos, el factor emocional sigue siendo uno de los más importantes disparadores de la enfermedad. Por lo que la prevención y solución de la enfermedad no pasa por la consulta al especialista, sino de la capacidad de manejar las emociones, el estrés. 

“Unos buenos hábitos de vida saludable, con una dieta equilibrada, actividad física regular y manejo de las emociones o el estrés, no sólo protegen el sistema gástrico, sino todo el organismo de las enfermedades”, señala el especialista.

 

Noticias recientes