03 · mayo · 2017

Dolores agotadores e incapacitantes, en todo el cuerpo; Fibromialgia

Es la causa más frecuente de dolor generalizado. Las personas que padecen la patología sufren dolores en distintas partes del cuerpo que pueden llegar ser muy intensos. El término mialgia indica dolor muscular; por el contrario, la miositis está causada por inflamación del tejido muscular.

Cargando…
Link Compartir

La fibromialgia es una enfermedad de causa desconocida, cuyo síntoma principal es el dolor crónico generalizado que se localiza en zonas musculares, tendinosas y articulares.

“Es la causa más frecuente de dolor generalizado. Las personas que padecen la patología sufren dolores en distintas partes del cuerpo que pueden llegar ser muy intensos. El término mialgia indica dolor muscular; por el contrario, la miositis está causada por inflamación del tejido muscular”, señala el fisiatra, Carlos De Los Reyes, de la Unidad de Rehabilitación Física, del Centro Médico Imbanaco.

Por eso se considera como un término inapropiado fibromialgia, pues la inflamación está ausente. La enfermedad es una patología músculo-esquelética compleja y de carácter crónico que ocasiona dolores generalizados y un fácil agotamiento que, en este caso, se supone relacionado de forma importante con trastornos del sueño.

En la enfermedad el dolor está presente en los tejidos fibrosos, músculos, tendones, ligamentos y otras zonas. Afecta cualquier tejido fibromuscular, pero los más frecuentes son los dolores del occipucio (parte infero-posterior de la cabeza), cuello (dolor o espasmo cervical), hombros, tórax, zona baja de la espalda y músculos de los glúteos y de la línea de articulación de la rodilla.

Aunque es de difícil diagnóstico y lo hace el reumatólogo,  muchas veces confundida con cerca de una decena de enfermedades. Una vez diagnosticada, el seguimiento de los casos no complejos, puede quedar en manos del médico de familia, el fisiatra o un equipo multidisciplinario.

El dolor tiene que ser generalizado, puede ser asociado a otros trastornos, pues existen otras formas similares de dolor regional o localizado, como el síndrome de dolor miofascial, relacionado con sobreesfuerzo o micro traumatismos.

Según el doctor De Los Reyes, las personas con la enfermedad experimentan algunos síntomas como trastornos del sueño, síndrome del intestino irritable, anquilosamiento y rigidez del cuerpo, dolores de cabeza o de la cara, malestar abdominal, vejiga irritable, parestesia, entumecimiento u hormigueo.

“Sienten dolores del pecho y costocondralgia, es decir, dolores musculares donde las costillas se juntan con el esternón, desequilibrios y mareos, mayor sensibilidad al medio ambiente, etc. Estos síntomas pueden presentarse en algunos períodos indistintamente y no necesariamente ocurren en forma simultánea”, dice el fisiatra del Centro Médico Imbanaco.

La Fibromialgia es una enfermedad reconocida por todas las organizaciones médicas internacionales y por la Organización Mundial de la Salud, OMS, desde 1992. Está identificada con el código M79.7 de la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-10 CM en su última revisión) como una enfermedad reumatológica.

Se considera alta prevalencia de la enfermedad, pues se estima hasta que un 5 % de la población general adulta hace de este síndrome un problema de salud pública importante y de muy complejo abordaje.

Afecta masivamente a las mujeres en una proporción de 20 a 1 con relación a los hombres, sin que se sepa a qué se debe esta preferencia del mal por el sexo femenino. Pese a ello es conveniente recordar que existen hombres con fibromialgia, pues a veces su diagnóstico se hace más difícil por la misma circunstancia.