21 · febrero · 2017

Dolor de cabeza; Tumor Cerebral

Los síntomas de los tumores cerebrales incluyen, además, de los dolores de cabeza, convulsiones, náuseas y vómitos, problemas de visión o audición, problemas conductuales y cognitivos. Los problemas de motricidad, del equilibrio y una fuerte presión en la cabeza, también se manifiestan con la presencia de un tumor cerebral.

Cargando…
Link Compartir

No todo dolor de cabeza es un tumor cerebral, aunque el 80% de las personas que padecen este dolor lo asocian con la enfermedad. El dolor de cabeza tiene infinidad de causas y en la mayoría de las veces su origen no es un tumor.

Todos hemos tenido un dolor de cabeza; en ese momento lo primero que pensamos en podemos tener un tumor cerebral o un aneurisma cerebral”, dice el doctor, Bernardo Pérez, neurocirujano, del Centro Médico Imbanaco. 

 “Los médicos tenemos un arsenal de alternativas, como estudios de diversas tecnologías que nos permitensaber con exactitud el origen del dolor y, más aún, si estamos en presencia de un tumor en el cerebro”, dice el doctor Pérez.

Los síntomas de los tumores cerebrales incluyen, además, de los dolores de cabeza, convulsiones, náuseas y vómitos, problemas de visión o audición, problemas conductuales y cognitivos. Los problemas de motricidad, del equilibrio y una fuerte presión en la cabeza, también se manifiestan con la presencia de un tumor cerebral. 

Los síntomas de tumores con mucha frecuencia son muy parecidos al de otras enfermedades, por eso, en la mayoría de las veces, también, no se les presta atención hasta que se hace el diagnóstico.

Según el doctor Pérez, el dolor de cabeza es una especialización formal en la neurología clínica y para la mayoría de los casos, “este síntoma debe ser tanto atendido, como estudiado, por neurología clínica”, dice.

“La atención de las cefaleas por neurocirugía es un recurso mal utilizado; gran parte de los pacientesrequieren de un tratamiento médico y de un seguimiento, sin necesidad de una intervención”, enfatiza el neurocirujano del Centro Médico Imbanaco.

Aunque el tumor cerebral causa dolor de cabeza, el médico tendrá en cuenta a las personas que no tengan antecedentes de dolor de cabeza. Otra de las características particulares, es que los dolores de cabeza, debidos a un tumor cerebral, tienden a empeorar al despertarse y se alivian durante el día. 

Según el neurocirujano, los dos grupos de dolores de cabeza más frecuentes son claros, las cefaleas vasculares y las cefaleas tensionales. Los primeros son frecuentemente familiares, tiene un patrón de presentación similar y su forma de tratamiento va a ser determinada por la frecuencia de su presentación 

“Una frecuencia de más de un episodio al mes nos va a sugerir el uso de terapia preventiva. Menos de un episodio al mes nos va a sugerir terapia abortiva”, dice el doctor Pérez.

Los síntomas y las características específicas, después del seguimiento y estudio, llevarán al especialista a sospechar y luego a diagnosticar la presencia de algún tipo de tumor o masa en el cerebro. 

 “Un tumor es una masa de células anómalas. Puede ser benigno o maligno. Si es maligno o cáncer  (cerebral primario) raramente se disemina”, dice el neurocirujano. 

Según el doctor Pérez, maligno o benigno, “todos los tumores son serios porque cuando crecen terminan por comprimir y dañar las estructuras del cerebro, debido a que la masa tumoral no tiene lugar para expandirse dentro de la cavidad craneana”, dice el especialista.

Los tumores cerebrales tienen dos clasificaciones: primario y secundario. Los primarios comienzan en el mismo tejido cerebral, mientras que los secundarios son metástasis que han llegado desde otra área del cuerpo. 

Los tumores primarios pueden ser benignos y malignos y se clasifican según el tejido en donde se originan: los más frecuentes son los gliomas, del tejido neuroglial (tejido conjuntivo) del cerebro; los meduloblastomas, en las células embrionarias primarias con mayor frecuencia ocurren en niños; los meningiomas, en la mucosa de las membranas que revisten el cerebro y la médula espinal, pueden ser malignos.

También están el glioblastoma multiforme, un tumor de alto grado que se origina en los gliomas de bajo grado; y los linfomas, que se forman en las células linfocíticas, generalmente en otras partes del cuerpo, aunque, también, pueden aparecen en el cerebro y la médula espinal.

Los tumores secundarios provienen de los pulmones o mamas. Los melanomas que aparecen en la piel y los cánceres que se originan en los riñones (cáncer de células renales) también son propensos a diseminarse hacia el cerebro. El 25% de los tumores en el cerebro son secundarios, es decir metastásicos.

Según la Sociedad Americana del Cáncer, cada año, más de 17.000 personas en Estados Unidos son diagnosticadas con tumores cerebrales. Aunque los tumores cerebrales pueden aparecer a cualquier edad, la mayoría se desarrolla en adultos entre 40 y 70 años y en niños de entre 3 y 12 años. 

 

OTRAS MANIFSTACIONES Y SÍNTOMAS DE TUMORES

 

  • Vómitos y náuseas; un tipo específico de vómito, llamado vómito en proyectil y asociado con los tumores cerebrales, en el cual el cuerpo expulsa abruptamente los contenidos del estómago
  • Convulsiones
  • Debilidad en los brazos y piernas
  • Dificultad o cambios en el habla
  • Falta de coordinación al caminar
  • Cambios en la visión o movimientos anómalos en los ojos
  • Somnolencia
  • Cambios en la personalidad o en la memoria
  • Zumbido en los oídos (acúfenos)
  • Síntomas que asemejan un accidente cerebro vascular

Los síntomas específicos de un tumor cerebral dependen del tamaño y ubicación dentro del cerebro. Estos pueden ser causados por un número de factores que incluyen:

  • Presión aumentada dentro del cráneo
  • Daño del  tejido cerebral
  • Inflamación y acumulación de líquidos (edema) alrededor del tumor
  • Hidrocefalia, a veces llamada “agua en el cerebro”, que se origina cuando se obstruye el flujo de líquido cefalorraquídeo y se acumula en el cerebro.