Síganos en:

Malas posturas y dolor de espalda:

SENTARSE BIEN, SENTIRSE MEJOR

Centro Médico Imbanaco
Your rating: Ninguno Average: 3.8 (5 votes)
Compartir en:
  • LOS PROBLEMAS DE ESPALDA SON LA PRINCIPAL CONSULTA A NEURÓLOGOS Y TRAUMATÓLOGOS, Y LA OCTAVA CAUSA DE CONSULTA MÉDICA. SUPERAN A LA FIEBRE, LOS DOLORES DE RODILLA Y DE CABEZA.

 

  • MÁS DEL 70% DE LOS ADULTOS SUFREN DOLOR DE ESPALDA EN ALGÚN MOMENTO DE SUS VIDAS, SEGÚN RECIENTES ESTUDIOS. UNA TERCERA PARATE DE LA POBLACIÓN LO HA PADECIDO EN LOS ÚLTIMOS 30 DÍAS.

 

  • LAS MALAS POSTURAS AL SENTARSE, AL DORMIR, AL CAMINAR, ENTRE LAS PRINCIPALES CAUSAS DEL DOLOR, LA PRINCIPAL CAUSA DE AUSENTISMO LABORAL Y DE MAYOR INCIDENCIA ECONÓMICA. 8 DE CADA 1º PERSONAS LO PADECEN EL ALGÚN MOMENTO DE SU VIDA.

 

  • LA LUMBALGIA, ESE TÍPICO "DOLOR DE CINTURA", AFECTA POR IGUAL A HOMBRES Y MUJERES, Y ES MÁS FRECUENTE ENTRE LOS 35 Y LOS 55 AÑOS. POR LO GENERAL, LAS PERSONAS SE RECUPERAN RÁPIDO Y SIN SECUELAS, PERO ¡CUIDADO! SUELEN PRODUCIRSE RECAÍDAS E INCLUSO  PUEDE VOLVERSE CRÓNICO.

¡Quien lo creyera! Sentarse mal es una de las principales causas del dolor de espalda,la principal causa de ausentismo laboral y la de mayor incidencia económica. Ocho de cada diez personas lo padecen en algún momento de su vida.

 

La lumbalgia, ese típico "dolor de cintura", afecta por igual a hombres y mujeres, y es más frecuente entre los 35 y los 55 años. Por lo general, las personas se recuperan rápido y sin secuelas, aunque, también, suelen producirse recaídas e incluso el problema puede volverse crónico.

 

La columna baja o lumbar es una estructura compleja que conecta la parte superior del cuerpo (incluyendo los brazos y el pecho) con la parte inferior del cuerpo (incluyendo la pelvis y las piernas). Esta parte de la columna provee movilidad y fortaleza. 

 

“La movilidad te permite girar y doblarte y la fortaleza te permite pararte, caminar y levantar objetos. El funcionamiento adecuado de tu columna es necesario para la mayoría de las actividades diarias”,enfatiza el doctor  Mario Germán González, cirujano de columna, del Centro Médico Imbanaco.

 

“Sin embargo, las malas posturas al dormir, al sentarse, al caminar, en el trabajo, la falta de ejercicio, traumatismos y esfuerzos bruscos,están entre las causas”, señala el ortopedista.

 

Según el especialista, con lograr una correcta postura de la columna vertebral, entre el 70% y el 90% de las personas mejoran el dolor lumbar el primer mes, más allá del tratamiento.

 

La mala higiene postural sigue siendo cotidiano entre nosotros. Durante el estudio o en las actividades laborales, las condiciones inadecuadas en las que solemos sentamos frente a un escritorio, las seguimos contando en nuestra consulta, entre las principales causas de este dolor, relacionado con músculos y articulaciones”,cuenta el doctor González.

 

“Tanto la repetición de tareas físicas demandantes– agrega el especialista - como el levantamiento de peso, la realización de movimientos que impliquen una gran cantidad de flexiones o, aunque parezca contradictorio, el permanecer sentados o inclinados por un largo lapso de tiempo, pueden dar como resultado la aparición del dolor”.

 

MALA HIGIENE POSTURAL

 

Y es que adoptar una posición incorrecta durante un lapso de tiempo significativo, como ocurre al trabajar largas horas frente a una computadora, implica entre otras cosas una sobre-exigencia de los músculos llamados paravertebrales, que son aquellos colocados a los costados de la columna.

 

Según el doctor González, al resultar estos músculos exigidos por encima de su capacidad de trabajo, terminan por fatigarse y producir dolor. A su vez se genera un reflejo que produce una mayor contractura muscular.

 

Se trata deun mecanismo de “autoprotección”:ante la aparición de una posible lesión, el organismo inmoviliza automáticamente la zona, para aplacar la sensación de malestar.

 

De este modo – explica el cirujano de columna - se produce un círculo vicioso constituido por la sucesión de malas posturas, aparición de contracturas musculares, aparición de dolor, que muchas veces termina en la necesidad de tratamiento médico a causa de la perseverancia del dolor.”

 

Las zonas de la espalda afectadas por este tipo de fatiga muscular o articular son particularmente la cervical y la lumbar.

 

Según el doctor González, las precauciones para evitar el surgimiento de dolores y molestias en el ámbito laboral tendrán entonces como elemento fundamental una correcta elección de ciertos elementos que ayudarán a adoptar una postura adecuada.

 

“La silla o asiento, el escritorio y la organización del espacio laboral. La postura de los brazos y de los movimientos a realizar en la tensión final que la columna deberá soportar”,agregael doctor González.

 

A la hora de elegir un asiento para el trabajo es recomendable optar por un modelo con altura regulable. Evite las sillas o asientos sin espaldar. El escritorio, debe presentar una medida adecuada al uso que habremos de darle y con suficiente espacio por debajo para movilidad de las piernas.

 

“Tanto el asiento como la tabla del escritorio deben poseerbordes redondeados paraevitar problemas circulatorios tanto en los muslos como en las muñecas”,anota.

 

Según el especialista, la espalda debe descansar en todo momento sobre el respaldo de la silla, los pies deben tocar el suelo sin esfuerzo (si es necesario utilizar un descansa-pies) manteniendo al mismo tiempo las muñecas y los brazos en línea recta.

 

“En cuanto a las posturas al leer durante espacios de tiempo prolongados, por ejemplo durante el estudio, debemos sentarnos de forma cómoda, manteniendo la espalda recta, los hombros a una misma altura, los antebrazos apoyados sobre la mesa y las piernas formando un ángulo recto entre pantorrilla y muslo”,explicael doctor González.

 

Según el médico, también suele sucederque el cuerpo manifieste síntomas similares a los ocasionados por la repetición de una mala postura, pero sin derivarse de ella.

 

En ese caso – agrega - la causa puede residir en otros factores, como el estrés. Las tensiones acumuladas a diario y bajo diversas circunstancias pueden terminar somatizando en la columna, produciendo de este modo una contractura de parte del músculo dorsal, de las lumbares o, lo que es más común, de las cervicales”.

 

“En todos los casos, sin embargo– enfatiza el especialista - si el dolor persiste aún luego de haber tomado las medidas adecuadas para corregir la postura, se debe consultar al médico” (Ver recuadro: Cuándo consultar al médico)


Cuando consultar al médico

 

La mayoría de los dolores de espalda bajos no son graves y responden a tratamientos simples. Tu ortopedista puede diagnosticar acertadamente y tratar efectivamente la mayoría de los tipos diferentes de dolor de espalda en el consultorio. Te preguntara sobre la naturaleza de tu dolor y si has tenido alguna lesión. También te examinara tu columna y tus piernas.

 

Si tu dolor es severo y no responde bien al tratamiento, o si tu dolor en las piernas es significativo, se solicitan técnicas de imágenes.

 

  • Los rayos X muestran artritis o enfermedades de los huesos, pero no muestran tejidos blandos, como los discos lumbares o los nervios.
  • Para condiciones o lesiones que involucren los tejidos blandos, se necesitaran la escanografia (TAC) y/o la resonancia magnética nuclear (RMN).
  • La electromiografía se requiere para determinar si la lesión espinal ha causado daño nervioso o muscular.

 

Causas principales:

 

Puede ser causado por diversos factores, desde lesiones espinales hasta efectos del envejecimiento normal.

1. Esguince y tensión de la espalda baja: los músculos de la espalda baja dan poder y fuerza para realizar las actividades diarias como pararse, caminar y levantar objetos. Una tensión muscular puede ocurrir cuando el musculo esta pobremente acondicionado o sobre-ejercitado. Los ligamentos de la espalda baja actúan para interconectar las 5 vertebras y proveer soporte o estabilidad a la espalda baja. Un esguince de la espalda baja puede ocurrir cuando un movimiento forzado lesiona un ligamento que se ha vuelto duro o débil por el pobre acondicionamiento o por el sobre-uso.

Estas lesiones (tensión o esguince) son las causas más comunes de dolor de espalda bajo, los factores que hacen más probable esta enfermedad son:

 

Pobre acondicionamiento muscular, uso inapropiado de los músculos, la obesidad y fumar.

 

2. Edad: Causan enfermedad discal degenerativa y cambios artríticos en las articulaciones pequeñas. Estos cambios ocurren en algún grado en todas las personas. Cuando es muy severo pueden causar rigidez y dolor en espalda baja. Los estímulos artríticos del hueso y las articulaciones inflamadas pueden causar irritación en el nervio y dolor de pierna. Estos cambios degenerativos ocurren en casi todas las personas, pero en la mayoría el dolor es mínimo.

 

3. Osteoporosis y fracturas: Todos los huesos pierden fortaleza, principalmente las vertebras lumbares en las mujeres postmenopáusicas pueden fracturarse o comprimirse por una caída o incluso con las actividades normales de la rutina diaria.

 

Protrusión del disco

 

El disco está compuesto por un centro suave o núcleo, que es niños y adultos jóvenes tiene la consistencia de una gelatina. El núcleo está rodeado por una porción más dura llamada el anillo fibroso. EL envejecimiento hace que el núcleo se parezca más al anillo (el núcleo se va secando o deshidratando). En la adultez, se producen fisuras o fracturas del disco. Esto puede ser la causa de dolor de espalda. Si la ruptura de extiende más allá del disco, el material del disco se sale. A esto se le llama hernia discal. Si el disco protruido presiona un nervio, esto puede causar dolor de pierna.

 

El mejor tratamiento

 

La mayoría de los dolores de espalda pueden ser tratados efectivamente por tu ortopedista modificando temporalmente tus actividades y con algunos medicamentos para aliviar el dolor y disminuir la inflamación. El reposo puede ser beneficioso, pero tener alguna actividad que sea leve puede ayudar a sanar más rápidamente. No es necesario dejar de trabajar, en vez de esto debes modificar tus actividades laborales según las indicaciones de tu ortopedista.

 

Cuando el dolor disminuya, puedes empezar una programa de rehabilitación para fortalecer los músculos de la espalda y abdominales, también hacer estiramientos para mejorar la flexibilidad.

 

Si tienes sobrepeso debes perder peso y si fumas debes dejar de fumar.

 

El mejor tratamiento a largo plazo es hacer un programa de prevención que incluya mantener un estado físico adecuado y la higiene postural.

 

Cuando se necesita la cirugía

 

La mayoría de los dolores de espalda, agudos o crónicos, pueden ser manejados conservadoramente, sin cirugía. La causa más común de tratamiento quirúrgico es la hernia discal que causa dolor en el nervio y en la pierna y que no responde a otros tratamientos. Algunas artritis de la columna pueden causar compresión nerviosa, que puede ser mejorada con la cirugía.

 

Prevención

 

El proceso normal de envejecimiento que produce disminución en la masa ósea, disminución en la fuerza y elasticidad de los músculos y ligamentos, es inevitable. Sin embargo, sus efectos pueden ser enlentecidos por:

  • Ejercicios regulares: ayudan a mantener los músculos de la espalda, fuertes y flexibles.
  • Usando las técnicas correctas para levantar cosas y moverse.
  • Mantener un peso adecuado.
  • Evitar fumar.
  • Mantener una postura correcta al pararse y sentarse.

OFICINA DE PRENSA

Conmutador: 682 100 

Extensión: 5697
Celular: 315 284 2247

Centro Médico Imbanaco

Conmutador 6821000 Ext. 5697

Comentarios

Muy interesante la

Muy interesante la información suministrada. En caso de cirugía, cuál es la mejor opción para un deportista de alto rendimiento ?. En Imbanaco la realizan ?

Bloque inferior

Vigilado Supersalud