Síganos en:
Reseña Histórica
Compartir en:

 

En los inicios de los años 70, un grupo de profesores de la escuela de Medicina de la Universidad del Valle, concibió la idea de crear un centro de especialistas, para ejercer su práctica privada.  Con este sueño se inicia el Centro Médico Imbanaco (CMI), que abre sus puertas a la comunidad caleña en el mes de agosto de 1976, con 28 consultorios, al que se le sumarían en los meses siguientes un pequeño laboratorio clínico y un equipo de rayos x.

 

 En la década de los 80, el CMI recibe a otro grupo de especialistas en las distintas ramas de la medicina, y da un importante paso al abrir los servicios de Urgencias 24 horas, Cirugía y Hospitalización, destacándose como pionero a nivel nacional del modelo de cirugía ambulatoria, con todas sus ventajas para los pacientes, los empleadores y para el sistema de salud en general porque se minimizan los días de incapacidad y los costos asociados.

 

 Paso a paso, ladrillo a ladrillo, el Centro Médico Imbanaco, fue cimentando las bases de una entidad empeñada en servir con calidad para cuidar y preservar la vida, y fue creando una comunidad de clientes fieles que ya percibía desde sus inicios su propuesta de valor diferenciada. Este enfoque hacia una estrategia de servicio - que se ha mantenido a lo largo de su historia- es lo que ha moldeado el perfil de la empresa, ha convocado distintas voluntades, y ha permitido la toma de decisiones consistentes e inteligentes acerca de la asignación apropiada de los recursos, la elección de los distintos servicios, y la adopción de nuevas tecnologías.

 

 A finales de esta década de los 80, el CMI fortalece su modelo gerencial al iniciar los esquemas formales -que se han ido perfeccionando, con el aprendizaje organizacional- para escuchar la voz de sus clientes, formular el direccionamiento estratégico y brindar capacitación a su personal.

 

 La demanda creciente y el advenimiento, en 1993, de la nueva ley de seguridad social, plantearon cambios de fondo al CMI como la necesidad de la ampliación física de sus instalaciones, por lo que se construyeron las torres A y B, y se abrieron los servicios de alta complejidad, lo que permitió consolidar una oferta de servicios de salud, lo más integral posible.

 

 Paralelo al crecimiento físico y a la apertura de nuevos servicios, se continuó trabajando en el fortalecimiento de las capacidades diferenciadoras del CMI: un modelo de gestión integral que busca gerenciar los procesos para hacerlos eficientes, eficaces y efectivos; el fortalecimiento de la transformación cultural que aspira a lograr la alineación total con los grandes propósitos; y la coherencia organizacional -con el marco permanente del pensamiento sistémico- donde el pensar, el decir y el actuar de todos los miembros del Centro Médico Imbanaco, se traduzca en conductas visibles dentro y fuera de la empresa.

 

 Desde su fundación hasta la fecha, han sido muchos los escalones que ha debido subir el CMI, en pos de su visión y del logro de su gran objetivo: Brindar siempre una atención médica segura  para cuidar y preservar la Vida.

 

 La ruta hacia la calidad, como se le ha llamado, está llena de encuentros y espacios de reflexión, donde a través del poder transformador de la palabra, hablando y escuchando a otros, interpretando sus inquietudes o generando nuevas ideas, se ha podido repensar la organización, redefinir los valores y significados compartidos, y fijar prioridades y líneas de actuación, haciendo posible que emerjan más posibilidades y compromisos de todos sus miembros.

 

 La organización ha entendido que los procesos sólo es posible gerenciarlos desde el lugar donde están ocurriendo las cosas, llegando hasta el puesto de trabajo, y que en la medida en que cada persona sea consciente de la importancia del aporte que con su trabajo hace al logro de los objetivos y de los proyectos estratégicos, será verdaderamente  productiva, ya que cada día las personas fortalecerán sus competencias técnicas, emocionales y espirituales, al tener cientos de clientes satisfechos, un clima laboral enriquecedor lleno de líderes orientadores e inspiradores, y una contribución útil a la sociedad.

 

 El CMI ha implementado el Programa  de Seguridad al Paciente, que busca minimizar los riesgos y los eventos adversos; ha puesto en marcha el sistema de código de barras; en el tema de los sistemas de información  ha migrado  los datos a plataformas más versátiles en ambiente Web, y ha avanzado en la digitalización de la información en el CMI. Todo lo anterior ha sido un trabajo arduo para abordar y cumplir con éxito todos los requerimientos del sistema de Garantía de Calidad en Salud. 

 

 Con estos aprendizajes, el Centro Médico Imbanaco  se ha embarcado con éxito en muchos proyectos para fortalecer su Sistema Integrado de Gestión, tales como la certificación integral con la norma ISO 9001: 2008 para Calidad, ISO 14001:2004 para Sistema de Gestión Ambiental y OSHAS 18001:2007 para el Sistema de Seguridad Industrial y Salud Ocupacional; la acreditación internacional para el Laboratorio Clínico otorgada por el  CAP (Colegio  Americano de Patólogos); en el 2006 recibió el Premio Salud Colombia, categoría Plata  y en el mismo año el ICONTEC le concedió  el certificado de Acreditación en Salud, constituyéndose en la  octava institución en Colombia en recibirla y la primera del Sur Occidente Colombiano. En 2007 recibió el  Premio Colombiano a la Calidad de la Gestión;  en el 2009 el Centro Médico Imbanaco recibe el Premio Orden al Mérito ACRIP – Medalla Gran Caballero y el certificado de Acreditación Internacional en Salud otorgado por la Sociedad Internacional para la Calidad ISQUA;   en el 2010 el Primer Galardón Nacional Hospital Seguro y La Medalla al Mérito Cruz Esmeralda 2009  en Seguridad y Salud Ocupacional por parte del Consejo Colombiano de Seguridad, reconocimientos que permiten reafirmar su compromiso para cuidar y preservar  la Vida.

 

 En junio de 2011 fue reconocida como  Empresa libre de Influenza 2011, por la Sociedad Colombiana de Medicina del Trabajo. Con miras a la   acreditación internacional con la JCI (Joint Commission International),  inició  en 2011 la capacitación en los estándares y metodologías requeridas. Obtuvo el puesto 25 en el Ránking de Hospitales y Clínicas 2011, entre los 40 mejores de Latinoamérica, publicado por la revista América Economía.

 

 Para avanzar en la modelación y automatización de sus procesos inició en el segundo semestre de 2011 el proyecto BPM.

 

En el 2012 obtuvo nuevamente el Galardón Nacional Hospital Seguro y el puesto 20 en el Ranking de Hospitales y Clínicas 2012, y en el 2013 el puesto 14 en el Ranking entre los 45 mejores de Latinoamérica, publicado por la revista América Economía.

 

En el 2014 el Centro de Atención Integral en Hemofilia del Centro Médico Imbanaco recibió el Certificado de Excelencia EFQM, otorgado por la Fundación Colombia Excelente y en el mismo año el Tercer Galardón Nacional Hospital Seguro y el puesto 13 en el Ranking de Hospitales y Clínicas 2014, entre los 42 mejores de Latinoamérica, publicado por la revista América Economía, y en el año 2015, ocupó el puesto 12 en este mismo Ranking.

 

En junio de 2016, recibió por cuarta vez consecutiva el Galardón Nacional Hospital Seguro,  convirtiéndose en la única entidad de salud en Colombia, en tener los cuatro galardones.

 

En la consecución de estos logros ha estado presente la confianza y respaldo de muchas entidades financieras y el apoyo de los proveedores con equipos, suministros y servicios de gran calidad.

 

Grupos interdisciplinarios del Centro Médico Imbanaco, conocidos en la medicina actual como grupos de excelencia,  han fraguado en los últimos  años importantes logros de la ciencia médica en tratamientos para el Parkinson y tumores cerebrales a través de la estereotaxia y la cirugía de rayos gamma; problemas auditivos, con implantes cocleares; patologías de corazón, del cerebro y arteriales, con el implante de dispositivos guiados por el sistema arterial. Los más complejos problemas ortopédicos, son tratados a través de reemplazos articulares, las lesiones de columna, con implante de dispositivos especiales, como los discos mecánicos; los problemas de la visión con implante de anillos estromales que evitan el trasplante de córnea, y los problemas de infertilidad por medio de avanzadas técnicas de reproducción asistida, como la vitrificación de óvulos, embriones y semen.

 

Nueva Sede Principal

 

Una gran obra para el mejor de los propósitos: cuidar y preservar la Vida

 

Una gran obra construida con una fuente de energía ilimitada: nuestra Vocación de Servicio.

 

A finales del año 2005 el Centro Médico Imbanaco adquirió el lote que era de propiedad del Instituto Óscar Scarpetta, situado en la calle 5 con carrera 38 Bis.

 

El proyecto contó con 21 diseños, que permitieron iniciar la construcción de esta edificación en enero de 2011, emprendiendo el llamado “Tercer Desafío”.

 

Una nueva edificación con 82.000 metros cuadrados, la primera en Colombia y la segunda en Latinoamérica con tecnología sismo-indiferente, superior a la sismo-resistente, capaz de amortiguar un movimiento telúrico sobre los 4 sótanos y aislar del movimiento a la estructura externa, es decir los 8 pisos de la construcción.

 

Cuenta con espacios cómodos, amplios y confortables, que permiten la circulación del aire y el ingreso de la luz, el complejo médico se constituye en una de las construcciones de salud más modernas en Colombia y Latinoamérica.  

 

Diseñada como una construcción amable con la naturaleza, con recursos de la física aplicados a su arquitectura, sus espacios abiertos se convierten en corredores de aire y luminosidad.

 

Los 12 niveles cuentan con tecnologías médicas de vanguardia para la prestación de servicios médicos seguros y de alta calidad científica.

 

Con 351 camas, distribuidas entre hospitalización, unidades de cuidados intensivos (Recién nacidos, pediatría, adultos, coronarios y cuidado especial  obstétrico) y trasplante, que albergan tecnologías de vanguardia para las patologías más complejas. Y todo para cuidar y preservar la vida.

 

Además cuenta con un parque en la esquina norte que recuperó la arborización existente, andenes peatonales, zonas verdes y bahías de acceso vehiculares.

 

Ingresos diferenciados para pacientes y visitantes a través de un porche cubierto, bahía para taxis, una vía independiente para emergencias, áreas cubiertas para cargue y descargue e ingreso a parqueadero cubierto.

 

Un lobby para el acceso del público - amplio e iluminado,  droguería, bancos, cajeros automáticos, capilla, auditorio,  plaza de comidas, áreas técnicas, áreas administrativas y áreas clínicas y hospitalarias para todos los servicios.

 

Cuenta con un completo sistema de circulaciones verticales y horizontales; con 18 ascensores  y 2 escaleras mecánicas en los primeros niveles; un sistema neumático de transporte y circulaciones públicas e internas, diferenciadas; además, los circuitos de evacuación y compartimientos garantizan la seguridad del edificio.

 

Con la Sede Principal, que fue inaugurada el 31 de  marzo de 2016, la nueva imagen del Centro Médico Imbanaco proyecta a la institución como un centro de avanzada en el desarrollo médico y tecnológico, que continuará brindando siempre una atención médica segura para cuidar y preservar la Vida.

 

Hoy, con la participación activa de más de 2800 personas entre especialistas, personal de consultorios,  empleados, y personal de las firmas contratistas; con su pensamiento, palabra y acción alineados  con el gran objetivo y los valores corporativos de Servicio, Seguridad y Confianza, Honestidad y Trabajo en Equipo; y con procesos efectivos, el Centro Médico Imbanaco podrá continuar en pos de su sueño de ser una empresa que permanece en el tiempo, tan especial, tan valiosa para sus clientes y  para todos sus grupos de interés, y que les brinde tantos beneficios, que se convierta en su institución preferida a donde sea grato volver y a la que se quiera siempre recomendar.

Bloque inferior

Vigilado Supersalud