Síganos en:
Prueba para la detección temprana de la Audición
Compartir en:

 

Casi 5  de cada 1.000 niños nacen en Colombia cada año con pérdida de audición, por eso es importante que antes de salir de la clínica se realice un examen de audición al recién nacido. Los problemas de audición tienen que ser identificados tempranamente para que se puedan tomar las acciones necesarias y así poder brindar la oportunidad al bebé de desarrollar el habla y el lenguaje correctamente.

 

¿Cómo se realiza el examen de audición?

 

Existen diferentes tipos de pruebas de audición que se pueden realizar: una de ellas son las Otoemisiones Acústicas (OAE), una prueba muy segura, rápida y no invasiva, que solo toma unos minutos para evaluar cada oído.  Se puede llevar a cabo en niños dormidos y provee información audiológica de la función auditiva coclear (sensorial) y frecuencia específica en cada oído.

 

Las Otoemisiones Acústicas (OAE) se miden directamente con un micrófono miniatura y se envían a un computador especial para determinar el estado de la audición

 

Debe tenerse en cuenta que el bebé puede desarrollar problemas auditivos después de salir de la clínica. Si alguien en la familia tiene pérdida auditiva, debe ser examinado cada año.  

 

Habilidades de habla, lenguaje y audición

 

La siguiente es una lista de algunas cosas que debe hacer un niño con audición normal:

 

Aproximadamente a los 2 meses de edad:

  • Comienza a hacer sonidos.
  • Se tranquiliza con las voces familiares.
  • Hace sonidos de vocales como “ohh”, “ahh”.

 

Aproximadamente a los 4 meses de edad:

  • Busca fuentes de sonidos.
  • Comienza a balbucear.
  • Utiliza una variedad de sonidos de voz, gritos y risas.

 

Aproximadamente a los 6 meses de edad:

  • Voltea la cabeza hacia el sitio donde viene un sonido fuerte.
  • Comienza a imitar los sonidos del habla.
  • Balbucea (“baba”, “mamá”, “gaga”).

 

Aproximadamente a los 9 meses de edad:

  • Imita los sonidos del habla de los demás.
  • Entiende “no-no” o “adiós”.
  • Voltea su cabeza hacia el sitio de donde vienen sonidos suaves.

 

Aproximadamente a los 12 meses de edad:

  • Usa correctamente “mamá” o “dada”.
  • Entrega un juguete cuando se le pide que lo haga.
  • Responde al canto o a la música.
  • Voltea su cara hacia el sitio de donde vienen los sonidos.

 

Bloque inferior

Vigilado Supersalud